facebook comscore
¿Y la aprobación del T-MEC?

¿Y la aprobación del T-MEC?

Columnas jueves 24 de octubre de 2019 - 02:49

La división profunda que vive Canadá quedó de manifiesto tras las recientes elecciones donde de manera apretada Justin Trudeau se mantiene como Primer Ministro; sin embargo, el partido Liberal no contará con la mayoría absoluta por lo que se augura un segundo mandato lleno de dificultades entre ellas, la aprobación por parte del poder legislativo al tratado trilateral con Estados Unidos y México.

Los partidos Liberal y Conservador llegaron a la elección del domingo pasado técnicamente empatados, aunque a diferencia de hace cuatro años la votación fue dividida, nadie alcanzó el control total. En favor del gobernante jugó el temor a los conservadores por ser considerados muy cercanos a la extrema derecha. Con 93% de los votos ya contabilizados, los liberales obtuvieron 156 de los 338 escaños con que cuenta la Cámara de los Comunes quedando a 14 de obtener la mayoría absoluta, en tanto que los conservadores han obtenido solamente 121. Trudeau no sólo perdió 28 legisladores en comparación a 2015, sino que encima Scheer subió dos puntos porcentuales en votos pasando del 33 al 35 por ciento.

El camino para el primer ministro canadiense es diferente puesto que ahora tiene que ponerse de acuerdo con los demás partidos a fin de aprobar presupuestos y, gobernar en minoría ya que en Canadá los Gobiernos de coalición no son comunes. Además de los conservadores, los liberales tendrán que sentarse a la mesa con el Nuevo Partido Democrático, Los Verdes y el Bloque Quebequés, que obtuvieron 25, 3 y 32 legisladores respectivamente.

Canadá se encuentra dividida en el plano social y político, un nuevo Gobierno de Trudeau “podría significar concesiones al bloque Quebequés o el Nuevo Partido Demócrata que podrían dejar a algunos canadienses aún más distanciados”, según análisis presentado por el periódico The Globe and Mail.

La administración de Justin Trudeau enfrentará un segundo periodo complejo después de haber dejado varias promesas sin cumplir; la reforma electoral, los escándalos por influir en la investigación a la poderosa empresa SNC-Lavalin, sin olvidar la nacionalización del oleoducto Trans Mountain, visto como una traición a los ecologistas que lo apoyaron.

El 29 de mayo pasado, Justin Trudeau, presentó ante el Parlamento canadiense el nuevo acuerdo de comercio continental… “un largo y dificultoso proceso de negociaciones ha concluido, ahora los legisladores deben analizarlo y decidir si lo ratifican o no”. Y esto lo dijo cuando los liberales eran mayoría, veremos ahora que no lo son.

Tal vez con la sensación de que Trudeau estaba en problemas, Barack Obama otorgó un respaldo sin precedentes por parte de un exmandatario estadounidense al instar a los canadienses a reelegir a Trudeau, diciendo que el mundo necesita en este momento de su liderazgo progresista.

•Doctora en Relaciones Internacionales
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El otro Rosario de Amozoc Columnas
2019-11-21 - 02:19
¡Tokio 2020 ahí te vamos! Columnas
2019-11-21 - 02:16
La fórmula: Calidad, no cantidad Columnas
2019-11-21 - 02:15
Línea 13 Columnas
2019-11-21 - 01:59
El compromiso con la Constitución Columnas
2019-11-21 - 01:57
Democracia 2019: el informe Columnas
2019-11-21 - 01:29
+ -