facebook comscore
Ciudad de México a punto de quedarse sin agua

Ciudad de México a punto de quedarse sin agua

Columnas lunes 05 de febrero de 2024 -

El fantasma de la escasez hídrica acecha al Valle de México. La sobreexplotación de los acuíferos, la sequía, el crecimiento desmedido de la población y la falta de infraestructura adecuada convergen en una tormenta perfecta que amenaza con dejar a millones de personas sin acceso al vital líquido.

Las reservas se agotan. Los niveles de las presas que abastecen a la Ciudad de México y su zona metropolitana son alarmantes. El Sistema Cutzamala, que aporta una tercera parte del agua que se consume en la región, se encuentra a menos del 50% de su capacidad. El Sistema Lerma, por su parte, apenas alcanza el 40%. Los pozos, sometidos a una extracción desmedida, también muestran signos de agotamiento.

La crisis del agua en el Valle de México no tiene una única causa. La sobreexplotación de los acuíferos, producto de décadas de uso desmedido, ha provocado un descenso del nivel del agua y la intrusión salina. La sequía, cada vez más recurrente e intensa, también juega un papel fundamental. A esto se suma el crecimiento desmedido de la población, que aumenta la demanda del vital líquido.

Ante la inminente crisis, el gobierno federal y el de la Ciudad de México han implementado algunas medidas. Entre ellas se encuentran la construcción de nuevas plantas potabilizadoras, la rehabilitación de pozos y la implementación de programas de ahorro de agua. Sin embargo, estas acciones parecen insuficientes para enfrentar un problema de tal magnitud.

Diversos especialistas han alertado sobre la necesidad de tomar medidas más drásticas. Proponen la creación de un plan integral de gestión del agua que incluya medidas como la reforestación, la captación de agua pluvial, la tecnificación del riego y la creación de una cultura del cuidado del agua.

La crisis del agua en el Valle de México no es un problema lejano, es una realidad que nos golpea de frente. Si no se toman medidas urgentes y contundentes, las consecuencias podrían ser devastadoras. No solo se afectaría el bienestar de millones de personas, sino también la economía y el desarrollo de la región.

El desabasto del agua no solo es un problema de cantidad, sino también de distribución. Las zonas más pobres de la Ciudad de México y del Estado de México son las que más sufren la escasez del vital líquido. Es necesario implementar políticas públicas que garanticen el acceso equitativo al agua para todos los habitantes de la región.

La responsabilidad de evitar la catástrofe recae en todos. Desde los gobiernos hasta la sociedad civil, pasando por las empresas y las instituciones académicas, todos debemos asumir un compromiso con el cuidado del agua. Solo con un esfuerzo conjunto y una visión de largo plazo podremos asegurar el futuro hídrico del Valle de México. Es hora de tomar conciencia de la gravedad del problema y actuar en consecuencia. No podemos seguir postergando las decisiones que hoy son improrrogables. El futuro del agua está en nuestras manos.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Morelia, la joya de la corona en Michoacán Columnas
2024-02-22 - 06:44
AGUA Y ELECCIONES Columnas
2024-02-22 - 01:00
UNA MUJER PRESIDENTA EN ESTADOS UNIDOS Columnas
2024-02-22 - 01:00
¿Por qué no reciclamos el agua en México? Columnas
2024-02-22 - 01:00
No vean hacia arriba, reto CDMX Columnas
2024-02-22 - 01:00
¡No fue marcha, fue una manifestación! Columnas
2024-02-22 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-02-21 - 06:57
LÍNEA 13. Columnas
2024-02-21 - 06:56
La paz en México Columnas
2024-02-21 - 01:00
Crónica de una muerte anunciada Columnas
2024-02-21 - 01:00
Vamos, vamos América Columnas
2024-02-21 - 01:00
Los drones cada vez más peligrosos Columnas
2024-02-21 - 01:00
+ -