facebook comscore
Contradicciones en la eliminación de fideicomisos

Contradicciones en la eliminación de fideicomisos

Columnas jueves 08 de octubre de 2020 - 01:39

El pasado 6 de octubre, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen para la eliminación de 109 fideicomisos y fondos públicos, al cierre de esta columna continuaba la discusión de las 398 reservas para su aprobación en lo particular.
Según la exposición de motivos de la iniciativa, la pandemia del Covid-19 ha tenido efectos negativos en la economía mexicana, mismos que se reflejan en el deterioro de las finanzas públicas, razón por la cual el gobierno federal se ve en la necesidad de contar con recursos suficientes para enfrentar el impacto “mayúsculo” de esta pandemia en la salud y economía social.
Por otro lado, diversos legisladores, entre ellos el coordinador del grupo parlamentario de Morena y hasta el mismo Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, han señalado que el destino de los recursos existentes no se modificará, que lo único que cambiará será la forma de administrarlos. Así que, estamos aquí, ante una contradicción entre la intención legislativa vertida en una iniciativa de ley y el fin que quiere darle quien la ejecutará.
Durante mucho tiempo los fideicomisos públicos han sido controvertidos en cuestiones de transparencia, hecho que pudiera ser resuelto sin la necesidad de eliminarlos, ofreciendo a cambio cuentas claras sobre su manejo y sobre todo el impacto de su destino; sin embargo, de nueva cuenta el gobierno federal decide no tratar de salvar el órgano dañado, sino simplemente extirparlo, sin alternativa alguna para este paciente enfermo que es México.
Algunos analistas han mencionado que, debido al derrumbe del crecimiento económico, las arcas del gobierno se han visto afectadas y se busca a toda costa, alguna bolsa de la cual sacar dinero, sobre todo si, siendo mal pensados, ponemos sobre la mesa que estamos en pleno arranque de la época electoral.
Al inicio del último trimestre del año, en México se combina una crisis sanitaria con una crisis económica y de seguridad. Frente a esto, la respuesta del actual gobierno ha sido la misma desde que se hizo cargo de la administración a fines de 2018: programas sociales asistenciales, recursos cuantiosos destinados a sus proyectos de inversión insignia y un manejo medianamente ortodoxo de las finanzas públicas.
Las implicaciones económicas de un mal manejo de estos recursos pueden ser terribles ya que no existe normatividad alguna prevista para la utilización del dinero proveniente de los fideicomisos. No contaremos con instrumentos que permitan asegurar su buen uso y esto da pauta para la discrecionalidad en su manejo. Frente a la peor crisis económica de la historia contemporánea es vital contar con metas claras, instrumentos certeros y, desde luego, recursos suficientes, hoy no tenemos nada de eso, lo que equivale a atravesar una tormenta en un barco sin rumbo y sin timón.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -