facebook comscore
Coronavirus, el pasajero incómodo en un crucero

Coronavirus, el pasajero incómodo en un crucero

Columnas martes 18 de febrero de 2020 - 01:12

Joaquín Gómez y su esposa nunca pensaron que unas vacaciones en crucero se convertirían en toda una aventura. El matrimonio mexicano está a unas horas de abandonar el Diamond Princess desde el pasado 4 de febrero. Fue el capitán Stefano Ravera quien les dio a conocer que tendrían que estar en cuarentena por 14 días a partir de ahí se acabaron las cenas lujosas, los espectáculos, el ir al gimnasio, a las tiendas dentro del barco, tomar el sol en la alberca.
El cambio fue drástico: en la primera etapa, los más de tres mil pasajeros permanecieron encerrados en sus camarotes y cada tercer día se les permitía salir en grupos por una hora, el señor Joaquín Gómez, una deportista que ha participado en triatlones de pronto se vio limitado a un camarote de 4x4. “En el camarote podemos hacer lagartijas, abdominales y sentadillas. Hago ejercicio dos veces al día, nos dan vitaminas. En parte el ejercicio me ha ayudado a mantener la calma“, cuenta a ContraRéplica.
-¿Cuáles han sido los momentos más difíciles de este encierro? No salir a cualquier hor,a ver que es de día y no poder salir, pero hasta cierto punto el capitán nos informa cuantos días faltan. Saldremos el miércoles 19 de febrero. Nos dan comida de más: te dan paella, carne, salmón, fruta, etcétera.
-¿Qué hace durante el día? Nos ponemos a escribir, vemos películas, hacemos ejercicio, hablamos con nuestros familiares, escuchamos música clásica, además nos traen periódicos mexicanos y diarios internacionales. Estamos muy bien informados de lo que sucede.
Estos pasajeros mexicanos se han convertido en los corresponsales para México de lo que sucede en las entrañas del crucero donde reconocen la gran labor del capitán Stefano Ravera y su tripulación. A sólo unas horas para que termine la cuarentena impuesta por el gobierno japonés se han relajado ciertas medidas dentro del crucero.
“Nosotros nos sentimos bien, esperando salir, ahora nos dejan subir a cubierta dos veces al día, en la mañana y en la tarde. El tiempo ha mejorado, nos tienen una hora, seguimos 2 metros de distancia con respecto a la gente y usamos tapabocas; además estamos en comunicación con el gobierno de México”.
Será mañana cuando Don Joaquín de 71 años y su esposa Yolanda estén listos para regresar a casa con los suyos y entonces sí dimensionar lo que vivieron dentro del Diamond Princess, pero él sólo piensa en reunirse con sus nietos.
Despegue.- ContraRéplica se expande y en un gran acierto esta semana despega en una nueva plaza Puebla, una hermosa ciudad que por cierto visité este fin de semana; puedo decirles que es una combinación perfecta entre el desarrollo, la modernidad y ese sabor colonial que la hace única así que lectores poblanos. ¡Bienvenidos!
TWITTER @lauperezcisnero

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El precio de disentir Columnas
2020-04-06 - 00:08
Sin bajar la guardia Columnas
2020-04-06 - 01:57
Línea 13 Columnas
2020-04-06 - 01:33
Solo Cristo nos salvará de la pandemia  Columnas
2020-04-06 - 01:21
Arte para des-aprender Columnas
2020-04-06 - 01:06
+ -