facebook comscore
Covid-19: El duelo nacional

Covid-19: El duelo nacional

Columnas martes 12 de mayo de 2020 - 00:23

Nos acercamos rápidamente a las 5 mil defunciones por coronavirus. Las redes sociales se tiñen de negro y poco a poco el cerco se va cerrando. Con miles de familias de luto, es tiempo de que el presidente Andrés Manuel López Obrador declare duelo nacional en México, pero no lo hará porque lo ve como símbolo de la derrota.
Felipe Calderón lo hizo por el desafortunado caso ABC, en el que fallecieron 49 niños y niñas a causa de la negligencia y complicidad de la guardería y las autoridades. Lo hizo, aunque solo haya sido como mero requisito ante la indignación popular y se haya optado por no llegar hasta las últimas consecuencias en la investigación.
Enrique Peña Nieto también lo hizo ante los terremotos ocurridos en septiembre de 2017, que dejaron más de trescientos muertos en el país. No podía ser diferente, el sentimiento de unidad nacional flotaba en el aire.
El fundamento jurídico es casi inexistente, pende de un hilo del artículo 19 de la Ley sobre el Escudo, la Bandera e Himno Nacionales, mismo que le da plena libertad al presidente y a los gobernadores de las entidades federativas de hacer dicha declaratoria.
Consiste en ondear a media asta todas las banderas ubicadas en las plazas públicas del país y en los edificios públicos. Pero lo que implica de fondo es la solidaridad, la fraternidad, nos hace uno con el dolor de las y los que han perdido seres queridos, y con todos y todas las que están en la línea de fuego, dando la batalla.
Esta declaratoria no tiene límites específicos, la forma y fondo se la pone el presidente, le puede poner el toque que considere necesario para reforzar el sentimiento de identidad nacional y que sea algo positivo que abone a su proyecto de nación.
Es más, una cuestión moral, subjetiva, de percepciones y de empatía. Es algo que se percibe en el ambiente, en la familia, en el ánimo social y humano. Basta ver en las redes sociales la drástica disminución de los chistes sobre el coronavirus, el famoso humor negro mexicano que pareciera no tener límites, los está encontrando en el dolor de las familias contagiadas.
Está bien que el presidente Andrés Manuel quiera motivar al pueblo, que quiera animarnos y apelar a nuestro histórico espíritu de lucha, para que el coraje no decaiga y sigamos dando la batalla desde cada trinchera y refugio, con arrojo y entrega sin igual.
Sin embargo, la luz del túnel sigue bastante lejos y esa pandemia que afirma el presidente estamos domando, nos salió demasiado bronca y ya intimidó a más de uno.
El coronavirus ya dejó muy claro que no respeta, raza, religión, ideología, preferencia sexual, ni clase social. Lo que se cantaba por algunos como una epidemia de ricos, ya se encargó de destruir esa idea al dañar gravemente zonas muy vulnerables del país.
También nos echó en cara que la ignorancia e imprudencia no es cosa de pobres o ricos. Sacó nuestro lado más cruel, pero también destacan los actos humanitarios y de heroísmo puro, que somos capaces de lograr como sociedad.
El luto sigue creciendo y permeando las familias mexicanas, miles necesitan su tiempo, su espacio y sus propias formas para procesar tanto dolor. Pero la sociedad no puede permanecer impávida, indiferente, debe ofrecer respeto, solidaridad, comprensión, afecto y apoyo. Es tiempo de compartir el duelo, es tiempo de unidad y empatía nacional.
ENTRE GITANOS
Pocos son los políticos que se la están rifando en serio durante esta pandemia, la mayoría aprovechó para “despachar” desde su casa. Un Antonio Echevarría, gobernador de Nayarit, un Víctor Hugo Romo, alcalde de Miguel Hidalgo, un Moisés Reyes, diputado por Acapulco, y una Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, serán recordados por apoyar con despensas, garantizar los servicios públicos, atender a los enfermos, abrir comedores comunitarios y donar insumos de protección al personal médico. El 2021 se los recompensará.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
A quién culpar Columnas
2020-06-04 - 01:19
Violencia política y elecciones Columnas
2020-06-04 - 01:04
¿México asesino? Columnas
2020-06-04 - 01:01
Desinformación Columnas
2020-06-04 - 00:57
PRI-Oaxaca, relevo a distancia Columnas
2020-06-04 - 00:57
+ -