facebook comscore
Diferencia entre vándalo y manifestante 

Diferencia entre vándalo y manifestante 

Columnas jueves 11 de junio de 2020 - 01:27

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la palabra vándalo, (la), es “Dicho de una persona: Que comente acciones propias de gente salvaje y destructiva”. En el mismo diccionario, la palabra manifestante tiene que ver con, “Persona que toma parte en una manifestación pública”. Esta cita en sí misma, marca una diferencia importante entre una y otra palabra, lo que deberían de tener muy presente en el gobierno de la Ciudad de México, cuya titular es Claudia Sheinbaum.

Esto, luego de las movilizaciones que ocurrieron en el Centro Histórico de la Ciudad de México y en la zona de Polanco, que corrieron a cargo de básicamente jóvenes con el rostro cubierto, autodenominados “anarcos”, quienes en otras ocasiones han salido a la calle, sin importar la causa, a destruir todo lo que encuentran a su paso con las consecuentes y significativas mermas y pérdidas a los comercios que están por la zona donde se lleva a cabo la protesta.

Los monumentos que se ubican a lo largo de la avenida Paseo de la Reforma son los favoritos de este grupo de salvajes; y no está mal llamar así a este grupo de personas rijosas, ya que el término vándalo, también está asociado con la actitud salvaje propia de los pueblos bárbaros de origen germánico oriental, procedente de Escandinavia.

No es la primera vez que los “anarcos” se manifiestan en la capital de la República, lo peor es que lo hagan en tiempos de contingencia sanitaria por el Covid-19 y cuando en la CDMX, Sheinbaum ve muy difícil y no pone fecha para que el semáforo epidemiológico pase de rojo a color naranja.

El año pasado, con motivo del aniversario de la matanza en Tlatelolco, el 2 de octubre, estos grupos rijosos se adueñaron de las calles para vandalizarlas, ante la mirada impávida de las autoridades capitalinas.

Antes, al conmemorarse un año más de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, también se “colgaron” de esa fecha para hacer exactamente lo mismo.
En esas dos ocasiones, hubo terribles pérdidas para los comerciantes que tienen sus negocios en el Centro Histórico y nadie los respaldó o les brindó algún apoyo.

Las movilizaciones de los “anarcos” en días pasados, han dejado un grave saldo de pérdidas, 22 millones de pesos, que se deben de sumar a las que ha causado el Covid-19, además del desempleo de millones de personas que tienen que llevar el pan a su casa, así como las escenas dramáticas de las que hemos sido testigos los capitalinos en las que desafortunadamente, la solidaridad de la ciudadanía no ha alcanzado.

Efectivamente, la libertad de expresión es un derecho que se debe defender, pero no puede ser que por no conocer o no querer ver la diferencia entre vándalos y manifestantes, nadie haga nada.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-08-14 - 01:14
Feminismo, un tema inconcluso Columnas
2020-08-14 - 00:56
El proceso electoral en la CDMX Columnas
2020-08-14 - 00:51
La vacuna Columnas
2020-08-14 - 00:50
Teorías de conspiración y la vacuna Columnas
2020-08-14 - 00:47
+ -