facebook comscore
Efectos sociales del Covid-19

Efectos sociales del Covid-19

Columnas jueves 26 de marzo de 2020 - 01:34

El Covid-19 dejará muchas secuelas en la vida, la salud, la economía y otros rubros de miles, quizás millones de mexicanos.
Más allá de estas consecuencias, hay otros efectos que el virus dejará en México, los de un mayor distanciamiento entre distintos sectores de la sociedad mexicana. Esta emergencia sanitaria ha aumentado en redes sociales el discurso de odio que se reparte entre la relativamente nueva división social de nuestro país: chairos y fifís.
Hoy encontramos en redes sociales un discurso de odio —disfrazado de libertad de opinión— que ha dado lugar a una degradación de la dignidad de la ciudadanía relacionado con las posiciones sobre la emergencia sanitaria, la manera en la que el gobierno de la República la está enfrentando y las distintas opiniones y acciones que unas y otras personas— que se auto adscriben o son adscritas como pertenecientes a alguno de los dos grupos— están tomando. Nuestra realidad está social y artificiosamente definida bajo dos condiciones polarizantes:
Los “fifís”, en su gran mayoría están en un autoconfinamiento voluntario, exigen al resto de la población el aislamiento social para evitar la propagación masiva del virus, llaman irresponsables a quienes no se quedan en casa y critican duramente que el gobierno federal no haya adoptado medidas más drásticas desde mucho antes.
Los “chairos” salen a las calles porque viven al día y no pueden detener sus actividades productivas. Atacan a quienes se quedan en la comodidad de sus casas “burguesas”, porque claro, es sencillo aislarse cuando se tienen recursos económicos para aguantar sin ingresos durante meses y apoyan las medidas adoptadas por el gobierno federal.
Ambas posiciones se han externado mediante expresiones que atacan directamente la dignidad de otras personas, basadas esencialmente, en motivos de clase social. No solo eso, estamos frente a expresiones de desprecio y odio frente a quienes piensan distinto o toman otras medidas respecto de la realidad que cada uno de esos “grupos” vive con respecto a la pandemia.
Cualquier expresión que atente contra la dignidad y la igualdad en el ejercicio de derechos es una forma de discurso de odio que no hace más que dividir más y ahondar aún más en la enorme brecha que existe hoy en México.
Las personas en el mundo vivimos distintas realidades. Ante una emergencia sanitaria un gobierno y una sociedad democráticos deben atender con distintos enfoques, acciones y de forma plural e integral las necesidades que cada persona y sector social tienen.
Me preocupa mucho que, en medio de esta emergencia, en México sobrevuelen sentimientos fascistas, porque la agresión inspirada en la intolerancia ha destruido a pueblos enteros. El enemigo de nuestro país y de las sociedades del mundo es el Covid-19, ojalá recuperemos algo de cordura y comencemos a unirnos para enfrentarlo juntos

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
“Hugo, aguanta, el pueblo se levanta” Columnas
2020-07-16 - 01:05
El mercado del miedo. Columnas
2020-07-16 - 00:58
Elecciones en tiempos de pandemia Columnas
2020-07-16 - 00:51
Derecho, intuición y justicia Columnas
2020-07-16 - 00:49
La disputa por Guerrero Columnas
2020-07-16 - 00:48
+ -