facebook comscore
El Cisne Negro

El Cisne Negro

Columnas viernes 27 de marzo de 2020 - 01:07

En la columna del pasado 13 de febrero me referí a la eventualidad de que en los próximos años se presentara un “Cisne Verde”; no sabía que en esos días se estaba gestando un “Cisne Negro”.
Recordemos la teoría del “Cisne Negro”, es un suceso con tres atributos; uno, es un caso atípico, ya que se encuentra fuera del ámbito de las expectativas regulares, porque no hay nada en el pasado que puede apuntar de manera convincente a su posibilidad; dos, conlleva a un impacto extremo; tres, a pesar de su condición de rareza, la naturaleza humana nos hace inventar explicaciones de su presencia después de los hechos, por lo que es explicable y predecible.
Se esperaba recesión mundial en los próximos años; sin embargo, el coronavirus la trajo de golpe, sin previo aviso, ha puesto en jaque las economías de todos los países y a sus gobiernos, nos está haciendo cambiar de manera drástica nuestra realidad, ha hecho lo que era impensable, un cierre de fronteras internacional, un virtual toque de queda mundial.
Se ha dejado de hablar de los problemas regionales y locales que eran comunes, el tema central de la sociedad en todos los países es ¿cómo se va a sobrevivir al virus? ¿De qué vamos a vivir sin negocios? ¿Qué vamos a hacer sin trabajo y sin ingresos? Son preguntas que debemos resolver sobre la marcha, no hay tiempo de estudios o grandes análisis, lo que hagamos en este momento será lo que nos defina en el futuro.
Las sociedades tienen que adaptarse a vivir cuando menos 14 meses de alternancia entre la cuarentena y lo “cotidiano”, lo pongo entrecomillado porque esa palabra dejó de existir, los libros de historia marcarán como vivíamos antes de marzo de 2020.
Un ejemplo de lo que estamos pasando sería un tsunami, nosotros estaríamos en la playa percatándonos de dos momentos; el primero, es cuando se aleja el mar de la playa, en un símil sería lo que estamos viviendo con el Covid-19; el segundo momento, cuando llega una barrera de agua con una fuerza destructora formidable, siguiendo la comparación, la ola devastadora sería la gran recesión que empezaremos a vivir en las próximas semanas.
De acuerdo con lo anterior en esta cuarentena no debemos preocuparnos, debemos ocuparnos en construir nuestro propio futuro; es decir, los escenarios que tenemos, elaborar un plan para cada escenario, el ideal, el posible y el no deseable. La palabra clave es Continuidad; es decir, cómo vamos a procurar seguir con nuestro estatus o en el mejor de los casos mejorarlo ante esta nueva realidad.
EN POSITIVO, gratamente la sociedad se ha estado informando con seriedad, con objetividad, ha tomado decisiones antes que las propias autoridades, les ha corregido la plana a los gobernantes, va un paso adelante, no perdamos ese empuje.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Al ritmo del trapeador Columnas
2020-04-03 - 01:48
Contra la memoria Columnas
2020-04-03 - 01:45
Contratos: Otro dolor de cabeza Columnas
2020-04-03 - 01:40
Inicio de la Guerra Sucia Columnas
2020-04-03 - 01:24
La enfermedad y el sentido de la vida  Columnas
2020-04-03 - 01:08
Los ahorros no deben dilapidarse Columnas
2020-04-03 - 02:03
+ -