facebook comscore
El circo de los changos

El circo de los changos

Columnas martes 01 de septiembre de 2020 - 00:31

En el país que no pasa nada y sucede todo, día a día se demuestra cómo se polariza la sociedad, estableciendo nuevos criterios, donde la solidaridad y el trabajo en equipo no existen. Son tiempos duros, donde la pandemia sigue avanzando y si las cosas siguen así, no nos debemos de sorprender que en cualquier momento rebasaremos la barrera de los seiscientos mil casos de Covid-19 confirmados, y más de sesenta y cinco mil defunciones.
Como todo problema, la responsabilidad es de cuando menos dos partes; la primera, de la política y de la gobernabilidad. La segunda, de orden ciudadano. Y esta es la triste realidad de nuestro país que no cambia, a pesar de las transiciones políticas; y como prueba de ello, es lo que vivimos en estos días por el control de la Cámara de Diputados, donde los partidos políticos siguen moviendo sus piezas como si fuera una partida de damas españolas, con el único objetivo de ver quién se come más rápido a su adversario, olvidando por completo que en estos momentos se necesita un pacto de orden nacional.
Lo que hoy necesitamos como país es que sus dirigentes entiendan que la política se trata de gobernabilidad y consenso a favor del desarrollo humano, no de egos y protagonismo. No es válido velar por los intereses mezquinos de los políticos en turno que se anticipan a los tiempos electorales, convirtiendo al país en el circo de los changos, donde se busca ver quién tiene la cola más larga y ver cómo se la pisan para ver si se caen primero.
Que no se pierda de vista que mientras los ciudadanos esperamos soluciones, la sociedad se está polarizando trayendo con ello grandes riesgos de ingobernabilidad.
Por otro lado, los mexicanos tenemos que cambiar los paradigmas existentes para darle paso al desarrollo nacional, debemos de entender la importancia de la participación continua en los problemas que aquejan a nuestras comunidades, no solo exigiendo, sino participando para la solución de los problemas, siendo propositivos y proactivos, acatando las disposiciones de las autoridades y principalmente las ligadas a la salud que, en la actualidad, pueden ser la diferencia entre avanzar hacia la recuperación del país y el retorno a nuestra vida cotidiana o retroceder por no lograr disminuir y controlar la actual pandemia.
El regreso a la normalidad no solo depende del gobierno y sus políticas públicas, sino de un compromiso de todos los actores políticos, sociales y empresariales, creando un pacto de solidaridad y trabajo en equipo que permita la recuperación de nuestro país, construyendo las bases para que las mujeres y hombres jóvenes tengan un futuro cierto. México despierta… es momento de dejar atrás el circo de los changos.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La piedra angular de los derechos humanos Columnas
2020-09-30 - 02:20
La violencia en manifestaciones.  Columnas
2020-09-30 - 02:08
¿Qué sabe Harfuch de los normalistas? Columnas
2020-09-30 - 02:02
TIENEN BANDERA ROJA PENALES DE PUEBLA. Columnas
2020-09-30 - 02:00
Infancia trans y enfoque de niñez Columnas
2020-09-30 - 02:00
+ -