facebook comscore
El fin de la igualdad

El fin de la igualdad

Columnas viernes 26 de febrero de 2021 - 01:04

Por Iveth Serna

Las mujeres, en nuestra condición natural humana y en nuestra figura jurídica de ciudadanas, debemos ser dueñas absolutas de nuestra propia potestad, pensar o suponer que debemos estar bajo la tutela legal o de facto de algún hombre ya sea el cónyuge, el padre, el hijo, el profesor, el jefe, el líder religioso o del Estado mismo como máximo representante de la figura de poder masculina, es el primer y mayor acto de violencia del que se desprenden y legitiman formas distorsionadas de interpretar a la mujer y considerarla un bien que suma a la propiedad privada de su tutor.

Esta interpretación de la mujer desde la visión masculina “normaliza” las diferentes violencias de las que somos víctimas: las mujeres ganan 23 por ciento menos que un hombre por realizar la misma actividad, casi siete de cada 100 mujeres en México han sufrido algún tipo de violencia de género, tres de cada 10 niñas sufren abuso sexual y el número de feminicidios se duplicó en 2020 en comparación con 2019, más de 2 mil mujeres perdieron la vida.

En cuanto a la participación en los medios de comunicación las cifras son menos alentadoras, solo 37 por ciento de la producción global de la información periodística en los medios de comunicación tradicionales es producida por mujeres, cifra que se reduce a solo 26 por ciento en los medios digitales y sólo 4 por ciento de los contenidos desafían abiertamente los estereotipos de género.

La corrección política, la cuota de género o tener el primer gabinete de la historia con el mayor número de mujeres no sirven de nada si el mismo Estado sigue solapando conductas misóginas e impulsando candidaturas lascivas para la dignidad de las mujeres, o si en la intimidad de las oficinas públicas o privadas, en las discusiones de gabinete o al interior de los hogares se mantiene y alienta una dinámica vertical del ejercicio de poder masculino.

El 8 de marzo conmemoraremos un año más de la declaratoria del Día Internacional de la mMujer, sin embargo, aún deben pasar casi 300 años para que alcancemos las mismas condiciones de bienestar que los hombres.

Este no es un mundo de hombres y tampoco queremos un mundo de mujeres, por lo que luchamos es por un mundo de humanos capaces de reconocer, valorar y respetar al otro en la diferencia, donde la comunicación sea reconocida como un acto entre pares.
Para ello se deben superar conceptos como igualdad y paridad de género y aspirar a un modelo con equidad en el que cada ser humano tengamos distintas opciones de desarrollo en función de nuestras condiciones y capacidades particulares, sin que ello sea determinado en función de nuestra condición de sexo o rol de género.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos - 16 junio 2021 Columnas
2021-06-16 - 04:07
El trabajo infantil no es un juego Columnas
2021-06-16 - 01:00
La impunidad de Daniel Ortega Columnas
2021-06-16 - 01:00
Qué sigue después de la elección Columnas
2021-06-16 - 01:00
Línea 13 - 16 junio 2021 Columnas
2021-06-16 - 01:00
Tu reputación en un “like” Columnas
2021-06-16 - 01:00
Viejas alianzas legislativas Columnas
2021-06-16 - 01:00
2024, ahí nos vemos Columnas
2021-06-16 - 01:00
El proceso inicia desde la cabeza Columnas
2021-06-16 - 01:00
Primer balance del 6 de junio Columnas
2021-06-16 - 01:00
Tiraditos - 15 junio 2021 Columnas
2021-06-15 - 01:00
La consulta que viene Columnas
2021-06-15 - 01:00
+ -