facebook comscore
El lavalier de AMLO y la triste economía

El lavalier de AMLO y la triste economía

Columnas martes 02 de febrero de 2021 - 01:07


Para algunos fue obligado, frente a la rumorología que lo mismo colocan en la agonía que en la total salud al presidente Andrés Manuel López Obrador, el mensaje que grabó el jefe del Ejecutivo en Palacio Nacional para mostrar que su salud, luego de ser diagnosticado con Covid-19, va mejorando.

Necesario o no, el mensaje se difundió a través de su cuenta de Twitter el pasado viernes. Si el objetivo era que lo viéramos bajo control y en camino de recuperación, pues pudiera ser que lo lograron; sin embargo, la comunicación no verbal dejó algunos huecos a la lógica.

Fue notoria la producción que ocupó para grabar el mensaje, los otros mandatarios que se han contagiado en el mundo también salen a dar mensajes durante su convalecencia pero lo hacen frente a la pantalla de sus computadoras personales y sin equipo de producción.

Preocupa la persona que colocó a López Obrador el micrófono lavalier entre sus ropas para contar con un audio perfecto y que durante un movimiento de manos entre sus bolsillos produjo el sonido característico de roce. Preocupa el iluminador que hizo un gran trabajo durante el tiempo que duró el video, en exteriores e interiores, la luz fue la correcta.

Preocupan también los operadores de las videocámaras que lo siguieron durante su recorrido en Palacio Nacional, y de los productores que le hicieron las indicaciones de en dónde cortar, para dónde moverse y le indicaron que el tiempo, del mensaje, se le terminó.

En fin, mucha producción y riesgo para su equipo.
Otro gran detalle fue que el momento de salir a mostrarse entero lo ameritaba, pues al día siguiente, el sábado, sería oficial: la Secretaría de Hacienda publicó los resultados de las finanzas públicas al cierre de 2020, y el golpe no pudo ser mayor, el producto interno bruto del país cayó 8.5 por ciento durante el año de pandemia.

Y más aún, el Gobierno federal gastó menos de lo presupuestado, ingresó menos de lo calculado (especialmente por petróleo que promedio en menos de 37 dólares el barril cuando el cálculo presupuestal fue de 49 dólares), y lo más riesgoso, se agotaron los fondos de contingencia.

Sí pensamos que nos estamos recuperando, sí queremos pensarlo pues a nadie le conviene un Ejecutivo enfermo, y menos aún una economía nacional con el pie en el cuello, siempre será mejor ver hacia delante que voltear hacia atrás, pero tampoco se puede tapar el sol con un dedo y las cosas están aún más que difíciles.
Solo dos datos. El Banco de México reportó que el financiamiento al sector privado, el que mueve el consumo, y que constituye el 64% de la cartera total, cayó casi 5%, y el financiamiento al sector público federal, que representa 26% del total otorgado por la banca comercial, creció 26%. Es decir, al interior, se aumentó la deuda, y el incremento lo produjo el Gobierno.

Solo por si se le pasaron estos detalles.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El INE, ¿Capitolio mexicano? Columnas
2021-02-26 - 01:29
El Paseo de la Reforma invadido Columnas
2021-02-26 - 01:17
Autónomos, la conquista ciudadana Columnas
2021-02-26 - 01:11
El Verdadero Traidor Columnas
2021-02-26 - 01:06
Nuevas diputaciones migrantes Columnas
2021-02-26 - 01:05
El fin de la igualdad Columnas
2021-02-26 - 01:04
Chalecos verdes Columnas
2021-02-26 - 01:03
Línea 13 Columnas
2021-02-26 - 01:00
Una vuelta al mundo automotriz Columnas
2021-02-26 - 00:49
Semana Negra para el País Columnas
2021-02-26 - 00:49
Tiraditos Columnas
2021-02-25 - 01:38
Inconsistencias: realpolitik Columnas
2021-02-25 - 01:38
Por la libre Columnas
2021-02-25 - 01:27
Ingreso mínimo vital Columnas
2021-02-25 - 01:24
+ -