facebook comscore
El vientre de la yihad

El vientre de la yihad

Columnas martes 25 de febrero de 2020 - 01:04

En las primeras semanas del año aparecieron en la cartelera de los cines de arte en México dos cintas sobre radicalismo islámico que desestiman la pirotecnia de los ataques terroristas perpetrados en las grandes capitales occidentales para buscar abordarlo desde sus orígenes.
De padres a hijos —nominado a los premios Oscar del año pasado como mejor documental largo—, de Talal Derki, un sirio de ascendencia kurda que abandonó durante algunos meses su apacible vida en la Berlín multicultural para embarcarse en un proyecto en formato de documental sobre la vida de una familia del norte de Siria, cuyo patriarca simpatiza activa e ideológicamente con el grupo yihadista Al-Nusra, una ramificación de la organización Al-Qaeda.
La otra película que refiero es El joven Ahmed, un drama de los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne —reverenciados por la grandiosa Rosetta, de 1999— concebido, según sus propias palabras, como un «elogio a la impureza». Ahmed es un adolescente musulmán que vive en la periferia de Bruselas y que va radicalizándose paulatinamente bajo la influencia de un imán al que le profesa veneración absoluta, al punto de intentar asesinar a su tutora escolar en el nombre de Alá.
Recurro a este par de referencias porque me parecieron trabajos muy bien logrados y documentados sobre un tema que deberíamos tratar más a menudo en las mesas de debate. Además, me permite recuperar el nombre de Alexandra Gil, una gran periodista zaragozana especializada en yihadismo y seguridad, afincada en Francia hasta hace no mucho tiempo, y que escribió un libro imprescindible sobre una serie de testimonios de familias que han sufrido la partida de algún hijo a territorios controlados por el Estado Islámico: En el vientre de la yihad (Debate, 2017).
Con Alexandra habré intercambiado algún correo que no terminó por traducirse en una charla más profunda, pero recomiendo encarecidamente la lectura de su libro y de los reportajes que publicó en El Español. Recién me enteré que comenzará a trabajar en la Secretaría de Estado de Migraciones, en Madrid. Maravillosa noticia para ella y otra muy mala para el periodismo internacional.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Derecho a la identidad: No más simulación Columnas
2020-07-06 - 01:22
Lagartijas y esperanza Columnas
2020-07-06 - 01:14
En memoria de Jared Columnas
2020-07-06 - 01:09
Estrategia de seguridad… ¿y paz? Columnas
2020-07-06 - 01:07
La democracia no se detiene Columnas
2020-07-06 - 01:06
No a la violencia, no a la indolencia Columnas
2020-07-06 - 01:02
+ -