facebook comscore
Guasón, ¿héroe o villano?

Guasón, ¿héroe o villano?

Columnas martes 26 de enero de 2021 - 00:57

Diego A. Guerrero García

La película del “Guasón” retrata una realidad del quehacer colectivo e individual que, a su vez, nos lleva a reconocer diversos problemas sociales, la trascendencia que juega el contexto jurídico, económico, político en nuestro entorno, así como la relevancia que tienen los medios de comunicación y las redes sociales para la transmisión y el impacto de su contenido sobre nuestro actuar.

Al día de hoy, nos encontramos inmersos en un panorama incierto, producto de la globalización que hasta hace unas décadas parecía la panacea de los problemas en el mundo, pero que en los últimos años se ha encaminado a convertirse en un problema más grande con la sustitución del estado de bienestar por el modelo neoliberal, optando entre otras cuestiones, por que la población resuelva por cuenta propia la garantía de sus necesidades para acceder y lograr un nivel de vida adecuado.

Como resultado, los procesos que afectan y al mismo tiempo transforman nuestro funcionamiento se han vuelto cada vez más recurrentes y dinámicos. Por ejemplo, lo sucedido hace un mes en el Capitolio de los Estados Unidos, refleja las reticencias y la falta de atención a las problemáticas que desembocaron en un fenómeno que vislumbró una posible crisis.

En ese sentido, la vocación del guasón en el desarrollo de la película, cuya finalidad es realizar comedia para hacer reír a la gente, resulta imposible frente la ausencia de oportunidades, las condiciones de su entorno, resultado de la insuficiencia de los servicios sociales, así como, su condición, que lo hace reír de manera descontrolada y que provoca el rechazo de una sociedad carente de empatía.

No cabe duda de que el protagonista se presenta como el simbolismo de una identidad que se asemeja a la de la gran mayoría y que plasma en su desarrollo, los constantes procesos de cambio que muchas veces terminan en preocupación ante la incertidumbre jurídica y económica para lograr nuestro bienestar. A pesar de ello y lejos de pensar que existen héroes y villanos, buenos y malos, debemos ser conscientes que, al final somos el resultado de las personas que nos rodean, de nuestra historia, de nuestra familia y amigos.

Debemos comprender a las otras personas, ponernos en su lugar para entender su comportamiento, sus reacciones cotidianas y a veces sus miedos. Tenemos una sensación en este momento que compartimos con el personaje principal y que debemos hacer patente para proteger a los más débiles, a aquellos que necesitan del apoyo de los demás, voltear a ver a las personas que más nos necesitan para ayudarlas y a partir de ahí generar un proceso de mayor solidaridad para recuperar los valores individuales, colectivos y familiares.

Los invito a conocer más sobre este apasionante tema en Cultura al Derecho, este miércoles 27 de enero a las 17:00 hrs, en el canal 22, donde tendremos una interesante plática con el Dr. Manuel Martínez Justo, director de la FES-Acatlán.



Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Redistritación y pulcritud electoral Columnas
2021-03-02 - 01:32
La gran hipocresía Columnas
2021-03-02 - 01:26
La niñez importa Columnas
2021-03-02 - 01:25
Línea 13 Columnas
2021-03-02 - 01:17
El Vuelo del Águila Columnas
2021-03-02 - 01:16
Fórmula 1: El show está por comenzar Columnas
2021-03-02 - 01:16
Tan cerca de Dios y no tan lejos de EU Columnas
2021-03-02 - 01:15
Tiraditos Columnas
2021-03-01 - 03:32
La mafia rumana: ¿amenaza invisible? Columnas
2021-03-01 - 03:32
Elecciones con perspectiva de género Columnas
2021-03-01 - 03:11
Pasado: el ayer o historia Columnas
2021-03-01 - 03:10
La imprenta escolar Columnas
2021-03-01 - 02:58
Satanás está feliz Columnas
2021-03-01 - 02:56
Violencia contra las mujeres Columnas
2021-03-01 - 02:55
Línea 13 Columnas
2021-03-01 - 02:49
+ -