facebook comscore
Haití, una crisis que no cesa pero que se olvida

Haití, una crisis que no cesa pero que se olvida

Columnas martes 21 de enero de 2020 - 00:28

@infocracia
La crisis política e institucional que vive Haití, sin primer ministro por 10 meses y un presidente en funciones, se ha agudizado al cesar la legislatura sin que se hayan realizado elecciones parlamentarias, que estaban previstas para noviembre pasado.
Con el cese de la legislatura, el lunes 13 de enero, el presidente Jovenel Moise pasó a gobernar por decreto en el país caribeño, de nuevo azotado por la inestabilidad política, una ola de protestas, junto a una recrudecida crisis económica. Haití estuvo sumergido en una ola de protestas en los últimos meses de 2019.
“El presidente Moise pasará a gobernar por decreto. El Parlamento dejó de funcionar con el término del período legislativo de este lunes. Las elecciones de noviembre no se realizaron debido a que legisladores no lograron acordar una fórmula de organización y no se eligieron autoridades para un nuevo período”, sintetizó Daniel Zovatto, director para América Latina del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA Internacional).
Haití adoptó un sistema mixto, en el cual combina el parlamentarismo con la figura del primer ministro electo por el parlamento, junto a un presidente producto del voto popular directo.
Moise, quien ejerce como presidente, ha estado sin primer ministro en los últimos meses, tras una serie de disputas con el Parlamento. Ha estado en funciones. Ahora con el cese de la actividad legislativa, por la vía de los hechos Moise deberá gobernar por decreto sin ningún contrapeso, que es una de las funciones del Parlamento.
La situación parlamentaria luce inexplicable ya que no se alcanzó un acuerdo pese a que las fuerzas políticas que respaldan al presidente haitiano tenían mayoría hasta este lunes.
Desde marzo de 2019 Haití carece de primer ministro y tiene un Gobierno en funciones, tras la destitución por parte del Parlamento del entonces jefe del Ejecutivo, Jean Henry Céant. Desde entonces, el presidente Moise propuso dos primeros ministros, pero ninguno de ellos consiguió ser aprobado por el Parlamento.
Moise ha expresado su deseo de redactar una nueva Constitución que dé más poderes al presidente, evitando que tenga que someter al Parlamento la formación de Gobierno. Haití atraviesa una fuerte inestabilidad sociopolítica desde julio de 2018 por la debilidad de la economía, las acusaciones de corrupción que salpican a Moise y por la creciente inseguridad.
El 7 de enero pasado, en tanto, concluyó una visita a Haití del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Éste aseguró que éste ya ha identificado los problemas del país, como la necesidad de diálogo político y de un Gobierno de unidad nacional, porque “los problemas del pueblo tienen que ser resueltos”. A su juicio, es necesario reformar la constitución de Haití para darle potestad al presidente en la conformación de su gobierno.
La situación haitiana sigue tensa en las calles. Este 12 de enero, por ejemplo, el acto oficial con motivo de los 10 años del devastador terremoto de 2010, acto que contaba con la presencia de embajadores de varios países, fue interrumpido por manifestantes que llamaron “ladrón” a Moise e insistieron en denunciar la trama de corrupción de Petrocaribe, con crudo enviado desde Venezuela.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Un protocolo que olvida la privacidad Columnas
2020-07-15 - 01:01
ES TIEMPO Columnas
2020-07-15 - 00:50
La pandemia contra empresas Columnas
2020-07-15 - 00:45
Madruguete ¿eficiencia o simulación? Columnas
2020-07-15 - 00:44
MONSIVÁIS Y LA TRANSFORMACIÓN POLÍTICA Columnas
2020-07-15 - 00:43
Respuesta pendiente Columnas
2020-07-15 - 00:40
+ -