facebook comscore
Hasta perros secuestran presidente

Hasta perros secuestran presidente

Columnas viernes 19 de junio de 2020 - 02:08

Elena Chávez González

Desde hace mucho tiempo las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador se han convertido en su peor publicista y no porque no le hayan funcionado en el pasado, sino porque ahora habla de todo y de todos y no hay día que no cometa errores graves, el más reciente asegurar que solo los ricos, los que tienen dinero son víctimas de secuestro.

Esta declaración causó una tempestad tanto en las personas que lamentablemente han sufrido de esta práctica como de quienes aun siendo simples asalariados han sido afectados por la delincuencia organizada que hasta por 2 mil pesos priva de su libertad a un hijo, hermano, padre o madre.

Desde mi muy particular punto de vista, el presidente López Obrador tiene un grave problema de diarrea verbal, no reflexiona antes de decir las cosas a pesar de saber que sus palabras pueden generar diversos efectos, ya sea positivos o negativos en un pueblo compuesto por casi ciento treinta millones de personas.

Durante mi paso por la Secretaría de Seguridad Pública de lo que hoy es la Ciudad de México, antes Distrito Federal, fui testigo de innumerables denuncias sobre el secuestro de personajes de la vida pública, así como de ciudadanos comunes y corrientes que solo viven de sus percepciones laborales.

Viene a mi mente el secuestro del hijo del empresario Alejandro Martín quien perdió la vida en manos de sus secuestradores, la del director técnico del Cruz Azul Rubén Omar Romano y de la hija del exmedallista olímpico Nelson Vargas; de ellos solo Romano logró ser liberado de sus captores.

Pero, así como secuestran a personalidades también lo hacen con cualquier ciudadano que se les cruce enfrente a estos criminales, solo que no se sabe precisamente por no ser figuras públicas. Las instancias judiciales están llenas de denuncias por secuestro, delincuentes que piden por sus victimas dos mil miserables pesos y si no se les entrega el dinero matan a sus secuestrados.

Incluso, señor presidente López Obrador, el secuestro es un delito tan común que me imagino no esta enterado de que los delincuentes secuestran hasta animales de compañía, si, sobre todo a perros. Cómo verá no sólo los pudientes están en peligro de caer en manos de estos criminales que se mueven con total impunidad.

Coincido con Alejandro Martí, presidente de la organización México SOS, quien considero sus expresiones como una ofensa a la sociedad, en especial a las víctimas que han muerto por este flagelo y a las que han sobrevivió a este horror.

Con el paso del tiempo debe darse cuenta de que no son sus adversarios políticos los que le hacen daño a su imagen e investidura, en su necesidad de mantener conferencias mañaneras sin ningún tipo de organización ni estrategia de comunicación.

Si bien es cierto que “Santo que no es visto no es adorado”, también lo es que exponerse tanto tiene sus consecuencias.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Un señuelo… Columnas
2020-07-09 - 01:34
256 versiones, una historia Columnas
2020-07-09 - 01:24
Trump, el oportunista Columnas
2020-07-09 - 01:20
e-justicia Columnas
2020-07-09 - 01:19
¿Qué es un debate joven? Columnas
2020-07-09 - 01:19
“La prostitución de los sentimientos” Columnas
2020-07-09 - 01:18
+ -