facebook comscore
La comunicación y la responsividad en los tiempos del Covid-19

La comunicación y la responsividad en los tiempos del Covid-19

Columnas martes 23 de noviembre de 2021 -


Con el anuncio de que la Ciudad de México y el Estado de México pasan a semáforo verde, parece que por fin el gobierno federal consiguió controlar la pandemia, sin embargo, tanto el instrumento conocido como semáforo epidemiológico como la política para combatir el Covid-19 siguen generando controversia. El manejo de la crisis no ha estado exento de críticas, aunque sin duda la principal crítica se ha centrado en la manera de comunicar el desarrollo de la pandemia y las medidas que se han tomado para controlarla.

En ese sentido el concepto de responsividad puede ayudar a entender lo que ha hecho el gobierno en materia de comunicación y rendición de cuentas, el concepto de resposividad se puede entender como un atributo de un gobierno o de su aparato administrativo que tiene la capacidad para atender las demandas de sus ciudadanos, es decir, la capacidad de responder ante las demandas que plantea la ciudadanía pero también de comunicar e informar de manera oportuna y adecuada sobre las decisiones que se toman. Por lo que es necesario analizar si el gobierno federal ha cumplido con el principio de responsividad.

Muchas de las decisiones que el gobierno federal ha tomado son cuestionables como por ejemplo centralizar el proceso de aplicación de pruebas para la detección del Covid-19, el encargado de implementar e informar sobre la estrategia, Hugo López-Gatell, mencionó sobre la aplicación de pruebas de forma aleatoria "no tiene sentido hacer prueba tras prueba tras prueba cuando la mayoría de esas pruebas darán un resultado negativo" y también mencionó "Es bastante ineficiente como estrategia de evaluación". Concediendo el hecho de que no se pudieran identificar todos los casos, si pudiera haber ayudado a prevenir el número de contagios, tomando en cuenta que muchos enfermos eran asintomáticos.

Estas decisiones gubernamentales han venido acompañadas de un discurso ideológico encaminado a desacreditar a todos aquellos que criticaron o mostraron diferencias con relación a las medidas impulsadas por el gobierno federal. Diferentes actores desde exsecretarios de salud hasta científicos ofrecieron apoyos, pero también hicieron señalamientos a la estrategia que estaba utilizando el gobierno. Si como lo dijo el subsecretario, su principal objetivo era que ningún mexicano se quedara sin atención médica, la realidad de las cifras da cuenta de la ineficacia de las medidas implementadas.

En mayo del 2021 el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud la Universidad de Washington, señaló que, en México, la cifra real sería tres veces mayor, calculando en el aquel momento 617, 127 fallecimientos (Expansión 08/05/21). Ante lo que el subsecretario López Gatell respondió que los grupos de interés estaban bombardeando al gobierno de cuarta transformación.

Esta muestra de diferentes momentos de la pandemia refleja de manera cruda un aspecto por demás preocupante en la forma en que se ha comunicado y en la forma como se han tomado las decisiones en materia de salud en México en los últimos dos años. El concepto de responsividad ayuda a identificar en donde se ubica el papel que debe de cumplir un gobierno, que está obligado a atender a la ciudadanía y a dar respuesta puntual a los señalamientos que se le hagan con argumentos sólidos y precisos. Desde el inicio de la pandemia el gobierno federal y los funcionarios encargados del control de ésta han intentado subestimarla y generar una narrativa en la que todo se encuentra bajo control, sin ofrecer pruebas fehacientes de que sus acciones han contribuido al control de la pandemia, por lo que su estrategia de comunicación está lejos de haber ayudado a cumplir con este principio y por el contrario han ayudado a generar mayor desconfianza y opacidad en la forma de tomar decisiones. Este caso debe de servir a la ciudadanía para analizar, pero también exigir a las autoridades que cumplan con su papel y con su responsabilidad, sobre todo en un tema en el que se encuentran en juego la vida de millones de personas.

Iván Arrazola. Colaborador de Integridad Ciudadana, Doctor en estudios Científico-Sociales con mención en Ciencia Política por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO. México). Especialista en participación ciudadana, cultura de paz, democracia subnacional y gobierno abierto. @ivarrcor


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Prisioneros de guerra armenios Columnas
2021-12-03 - 06:41
Política toxica Columnas
2021-12-03 - 01:00
Presidencialismo o Parlamentarismo Columnas
2021-12-03 - 01:00
El Consejo de la Judicatura de la CDMX Columnas
2021-12-03 - 01:00
La inseguridad a medio camino Columnas
2021-12-03 - 01:00
La militarización de las aduanas Columnas
2021-12-03 - 01:00
TIRADITOS - 3 de diciembre Columnas
2021-12-03 - 01:00
Línea - 13 - 3 de diciembre Columnas
2021-12-03 - 01:00
ACTUALIZAR SEMBLANZA Columnas
2021-12-02 - 01:00
EL GABACHO Columnas
2021-12-02 - 01:00
Las Sustancias Químicas Columnas
2021-12-02 - 01:00
La otra pandemia Columnas
2021-12-02 - 01:00
Inquietudes constitucionales. Columnas
2021-12-02 - 01:00
NO SE HA PODIDO GANAR LA GUERRA Columnas
2021-12-02 - 01:00
BEISBOL DE ESTUFA EN MLB Columnas
2021-12-02 - 01:00
+ -