facebook comscore
Los desafíos de Lacalle

Los desafíos de Lacalle

Columnas martes 03 de marzo de 2020 - 01:19

@infocracia
Luis Lacalle resultó ganador en una ajustada segunda vuelta en contra de Daniel Martínez, del centroizquierdista Frente Amplio, y puso fin a 15 años consecutivos en el poder de esta coalición. Aunque las encuestas mostraban una ventaja para Lacalle, al final la votación en segunda vuelta fue muy cerrada, de solo 37.042 votos.
De esa forma, Lacalle gobernará un país dividido en dos. Y tendrá una gran tarea en construir el consenso parlamentario que necesitarán sus políticas. Su discurso este 1 de marzo, al tomar posesión como jefe de Estado reflejó que tiene en claro este desafío.
Por primera vez desde que retornó la democracia a Uruguay, hace tres décadas, el Parlamento no estará dividido en tres fuerzas: Frente Amplio (coalición de diversos partidos de centro e izquierda), Partido Nacional y Partido Colorado. La nueva legislatura tendrá cuatro fuerzas, ya que el recién formado Cabildo Abierto, tendrá un número reducido de diputados pero con peso de inclinar las decisiones legislativas en una u otra dirección.
Se esperan obstáculos de diverso tipo en el espacio parlamentario en donde la principal figura del Frente Amplio será el expresidente Pepe Mujica, quien resultó electo senador.
La fuerza política conservadora que encarna Lacalle, al mismo tiempo, no está nucleada exclusivamente en torno a su partido, el Nacional, sino que deberá gobernar en coalición con el Partido Colorado y con naciente Cabildo Abierto, que encabeza el polémico general Guido Manini Ríos. La actuación política de quien hasta hace poco fue el comandante del ejército eso uno de los enigmas de la nueva etapa política e institucional que se abre en Uruguay.
Ernesto Talvi, quien fue candidato presidencial por el Partido Colorado, ha sido designado canciller por Lacalle. Precisamente en política exterior habrá uno de los giros más significativos del nuevo gobierno, como lo evidencia la decisión del presidente uruguayo de no invitar a las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela a su toma de posesión.
Los principales desafíos económicos de Lacalle serán recuperar el crecimiento económico, bajar el déficit fiscal y mejorar el índice de empleo.
Algunas tareas prioritarias pasan por relanzar el bloque de integración del Mercosur, del cual Uruguay forma parte junto a Paraguay, Brasil y Argentina. Los vecinos brasileños y argentinos son los que justamente tienen un peso mayor, dadas las dimensiones de sus economías, pero en este momento las diferencias ideológicas de los mandatarios Jair Bolsonaro y Alberto Fernández pueden terminan afectando la dinámica comercial e integracionista.
Lacalle justamente se había ofrecido a ser anfitrión de una reunión cara a cara entre Bolsonaro y Fernández en Montevideo, en el marco de la toma de posesión. Habría sido la primera reunión personal ya que no se han reunido hasta ahora, pero Fernández alegó a última hora problemas de agenda.
Otro tema neurálgico que se arrastra desde hace muchos años es el sistema de seguridad social. Es un sistema insuficiente. Uruguay tiene una población envejecida y se necesita mano de obra, gente nueva que trabaje y aporte a la seguridad social. Esto también lo reconoció Lacalle en su discurso de toma de posesión.
En los días finales de febrero, tuvo lugar una visita de una misión del Fondo Monetario Internacional a Uruguay. Después de una década de “crecimiento robusto”, Uruguay se encuentra en una posición envidiable en muchos aspectos, con altos ingresos per cápita, bajos niveles de pobreza, desigualdad e informalidad, según el FMI.
Advirtió, sin embargo el FMI, que la evolución económica en Argentina sigue siendo “un riesgo” importante para Uruguay, dada la dependencia que de facto tienen la economía uruguaya de su vecino más grande y económicamente más poderoso.
Tal vez en respuesta a un escenario de este tipo, Lacalle ha ido anunciando su interés en firmar un tratado de libre comercio con Estados Unidos así como la intención de impulsar para para poner en práctica el tratado de libre comercio que firmó el Mercosur con la Unión Europea a mediados de 2019. En ambos casos ha habido largos años de conversaciones, distanciamientos y ahora renovado interés.
Para el nuevo gobierno, esta cancha comercial luce indispensable como medida de protección a cualquier crisis que pueda desatarse en Argentina.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-05-27 - 01:15
Las primeras lecciones Columnas
2020-05-27 - 01:15
No se equivoque, presidente Columnas
2020-05-27 - 01:05
Los virus legislativos  Columnas
2020-05-27 - 01:02
¡Salgan!, grita jubiloso el Covid-19 Columnas
2020-05-27 - 01:01
Los Panchos de la Cruz Columnas
2020-05-27 - 01:01
+ -