facebook comscore
Lozoya no era un lacayo

Lozoya no era un lacayo

Columnas miércoles 12 de agosto de 2020 - 01:30


Sabemos que se cree que a los mexicanos nos gustan las telenovelas, pero Lozoya abusó de la creencia. Bastó ver la transmisión del Fiscal, Alejandro Gertz, para comprobarlo, al decirnos a todos lo que Emilio había declarado. Resulta que el ex presidente Peña Nieto y su secuaz Luis Videgaray le ordenaron pagar sobornos en el caso de Odebrecht. Solo que eso de que solo fue un lacayo que recibía órdenes, no me la creo.

Nada daría más gusto que ver a Peña y Videgaray en la cárcel. Nada daría más gusto que por primera vez en la historia, un ex presidente sea procesado legalmente. Y ni qué decir si de ahí nos seguimos con otros ex mandatarios que solamente sangraron al país.

No digo que Peña es inocente o que creo que todo vino desde los tentáculos de Lozoya, sin embargo, me parece que la posición de éste último, frente a las investigaciones, lo deja en un pedestal que no se merece. Repartir sobornos, comprar votos, lo hace un criminal en todos los casos, aunque sea el propio Peña Nieto el que se lo ordene.

Debemos ser cuidadosos con las versiones, aún y cuando apunten a los dos hombres más señalados en el sexenio pasado por crímenes de Lesa Humanidad, por corrupción, por el famosísimo tráfico de influencias. Pero que la alegría de que por fin haya acusaciones con supuestas pruebas en su contra, no debe distraernos. Lozoya participó y no debe haber impunidad para él.

Pero ¿dónde están Videgaray y Peña? Como esto se pone bueno, y seguro como a millones de mexicanos, me da pendiente que ya estén comprando su vuelvo a la isla de la impunidad y que jamás puedan ser encontrados. Lo último que se sabe es que Videgaray da clases en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos y que vive ahí. De Peña, sabemos de su amorío con la modelo y sus vacaciones interminables por Europa.

Parece que podemos ver finalmente, una versión oficial de lo que siempre se habló y pocas veces se comprobó. Un sistema de favores y corrupción que hicieron al PRI el monstruo que fue y que hoy se encuentra en la lona. No fueron casos aislados, no debemos suponerlo; este entramado comprende a un montón de redes de influencia y poder que se construyó a través de años de servirse del pueblo y con la cuchara grande.

Y aunque el tiempo pasa y los caminos conducen a estos dos sujetos, todavía es muy pronto para cantar victoria. Sabemos que Lozoya debía cooperar, que fue el acuerdo con la fiscalía, pero debemos tener los ojos muy abiertos para que no nos presenten, como suelen hacer los gobiernos de este país, otra telenovela al estilo puro de Televisa.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La piedra angular de los derechos humanos Columnas
2020-09-30 - 02:20
La violencia en manifestaciones.  Columnas
2020-09-30 - 02:08
¿Qué sabe Harfuch de los normalistas? Columnas
2020-09-30 - 02:02
TIENEN BANDERA ROJA PENALES DE PUEBLA. Columnas
2020-09-30 - 02:00
Infancia trans y enfoque de niñez Columnas
2020-09-30 - 02:00
+ -