facebook comscore

"Miedo al covis"

Columnas lunes 07 de diciembre de 2020 - 01:39

Por Armando Hernández

-"Yo no le tengo miedo al covis" escuché exclamar con voz potente a un señor en el transporte público. En su plática con una mujer, explicaba que, en su opinión, incluso era mejor enfermarse "ya de una vez" para no estarse preocupando por el "bicho".

Actualmente podemos identificar diferentes tipos de personas según la forma en que hemos enfrentado esta pandemia. Entre otros están:
1. Los directamente afectados, es decir, las personas que han tenido Covid o tienen un familiar, amigo o conocido cercano que haya enfermado o incluso fallecido, es decir, los que cuentan con un acercamiento empírico al fenómeno, que ha alterado de alguna manera su entorno cercano, (ya sé que todos hemos sido afectados por el Covid, pero me refiero a aquellos que han recibido un impacto directo en su núcleo familiar debido a la enfermedad).

2. Los cautos, es decir, quienes manifiestan tener "miedo al Covid" (mientras unos enferman de Covid, otros se enferman de miedo al Covid) y han procurado el mayor el aislamiento y cuidado posible, a veces hasta el exceso.

3. Los indiferentes, serían aquellos a quienes "les vale madre" el Covid, (entre los que se encuentran los denominados "covidiotas", que hacen vida social en estos tiempos de pandemia como si nada estuviera pasando, se reúnen, hacen fiestas, asisten a bares, etc.).

4. Los incrédulos (quienes niegan la existencia de la enfermedad, o consideran la pandemia como parte de una especie de conspiración global).

5. Los inadaptados, que serían aquellos que esperan con ansiedad que esta situación pronto termine.

Estimado lector. ¿Tú perteneces a alguno de estos grupos?

Por mi parte, yo me rehúso a poner mi existencia en pausa, añorando la vida antes del Covid, o con la mirada puesta en lo que será la realidad después de la pandemia. Esta situación es parte de nuestra realidad. Nos tocó vivir en esta época, en un momento de cambio o transición. Esto nos da una gran oportunidad para aprender cosas nuevas y desaprender antiguas prácticas.

Me niego a participar de la ansiedad colectiva porque esto acabe pronto. He aprendido a adaptarme al modelo de vida en pandemia, y seguramente podré adaptarme a la realidad que venga al finalizar esta etapa; a la "vida después del Covid". Y tampoco le tengo "miedo al covis".

Flor de loto: Vivir en el rechazo a la realidad, ignorándola o resistiéndonos a lo que realmente es, esperando que las cosas sean de otra manera, implica un enorme e inútil desgaste de energía. La adaptación al cambio, aceptar y armonizar nuestra vida y nuestros pensamientos al presente, con la realidad que realmente es, y no la que nosotros quisiéramos que fuera, nos permite "fluir", y con ello, hacemos nuestra vida más sencilla y llevadera.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El embate contra los organismos autónomos Columnas
2021-01-15 - 01:43
El poder de la empresa Columnas
2021-01-15 - 01:35
Reelegir a Varela Columnas
2021-01-15 - 01:25
Trump a juicio Columnas
2021-01-15 - 01:23
Las mañaneras Columnas
2021-01-15 - 01:23
El gremio “chafa” Columnas
2021-01-15 - 01:19
La supersubsecretaria Columnas
2021-01-15 - 01:18
Línea 13 Columnas
2021-01-15 - 01:09
La novia Columnas
2021-01-15 - 01:08
Adolfo Mora, coordinador en USA Columnas
2021-01-15 - 01:06
+ -