facebook
Migración y paranoia

Migración y paranoia

Columnas jueves 05 de octubre de 2023 -

México va en camino a convertirse en lo que España es para la Unión Europea: un país más bien pobre y atrasado, con complejo de rico y desarrollado, por su pertenencia a un club de países que sí son esto último, sin más mérito que su situación geográfica y el trasiego de personas aún más pobres (Centroamérica en nuestro caso, África en el de España).

En el caso concreto, la “crisis migratoria” es real, pero lo que es una construcción política es su interpretación y su sentido. El mayor problema logístico consiste en que, a diferencia de lo que pasa en Europa, la frontera con Estados Unidos es enorme (3169 km a diferencia de los 650 entre España y Francia), y el destino final declarado de los migrantes aquí es Estados Unidos, así que nos ve como “la última línea de contención”. Estados Unidos ha sido el principal destino mundial de los migrantes desde 1970, según la ONU. Pero la progresión es lo que los tiene preocupados, porque mientras en ese año había 12 millones de migrantes viviendo ahí, en 2020 ya eran 51 millones. Pese a los intrincados argumentos (algunos con evidencia sólida) de la OCDE y otros organismos, que prueban el efecto económico positivo neto de la migración, el sentido común de la gente común lo que dice es que “entre menos burros más olotes”, y viceversa, así que no les gusta que alguien “de fuera” llegue a “quitarle sus cosas”, aunque estas no sean reales sino mera expectativa. Así de básico el asunto.

Lo anterior provoca que, por un lado, se hagan políticas grandilocuentes de xenofobia (como el famoso muro, o las boyas de Greg Abbott), y por otro lado, el tráfico de migrantes siga proporcionando las facilidades suficientes (para el traficante, no para el migrante) para que siga siendo un buen negocio. La solución del problema estadounidense (que no llegue nadie pobre) no será una barrera física, porque no estamos en 1950 y la policía migratoria no tendrá luz verde para tirar a matar a lo que se mueva, como sí la tenían los guardias del muro de Berlín.

Otro problema serio con el que se encuentra la solución de Trump es presupuestal. Estados Unidos, como gobierno, ya vive en un déficit permanente, manejable en lo macro pero complicado en lo micro, lo que hace inevitable la solicitud periódica del gobierno federal al congreso para evitar el “cierre” del gobierno, y hablamos de los sueldos de los funcionarios públicos, policías, bomberos, ya no digamos la construcción de un muro de billones.

Pero quizás lo más difícil para enfrentar la crisis migratoria es el tema político. Estados Unidos necesita enemigos permanentes, y mientras más extranjeros sean, mejor. Para una revisión que no parezca de lugar común, me remito al clásico “The paranoid style in american politics” de Richard Hofstadter, donde el autor, hace 50 años, hizo una revisión histórica y observó que la xenofobia norteamericana está en el ADN de ese pueblo, desde su independencia.

Nosotros agregaríamos la peculiaridad cultural de esa nación (y uso el término a propósito, porque hablo de su comportamiento sociológico, no de sus fronteras jurídicas): no conozco un pueblo que sea a la vez tan cursi hacia dentro y tan inhumano hacia afuera; tan inteligente para sacar ventajas geopolíticas y tan ignorante para todo lo demás; tan vioilento y tan miedoso, de mentalidad honestamente conspiracionista y dedo tan fácil para apretar un gatillo. Es, básicamente, un imperio que, a sus propios ojos, es siempre la víctima.

No digo demasiado sobre México porque el problema de nuestro país es el de Estados Unidos, en los términos que lo entiende Estados Unidos, y así actúa nuestro gobierno; así seguirá actuando: la única forma de que México esté seguro es que Estados Unidos se sienta seguro, y para eso no queda de otra a las autoridades mexicanas que adherirse a su narrativa. Eso explica, en primer lugar, la etiquetación del presupuesto, que va casi todo a pagar sueldos de policía militarizada, burocracia expulsora de migrantes y costo de deportaciones. La estrategia se revela cuando se analiza su presupuesto asignado y sus conceptos contables, no los discursos de nadie.

La posición del gobierno federal es bastante alineada a la de los republicanos de EU, sin importar lo que se diga en las conferencias. Y la posición es esta: los migrantes centro y sudamericanos representan un problema de tipo policial, no humanitario, y se combate con más policías y deportaciones exprés, no sembrando “árboles frutales” en ningún lado.

Hay otro riesgo a mediano plazo. Es probable que los mexicanos desarrollen un profundo sentido nacionalista tradicional, xenofobo y agresivo, porque hasta ahora el nuestro siempre ha sido más bien chillón, de solidaridad en la derrota, de mariachi gratuito. La plataforma anti migrante en México estará dando dividendos políticos reales antes de 2030. El colmo es que México sigue siendo uno de los 3 países del mundo desde donde más personas nacionales migran, pero el problema político es “los de más abajo”.


No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13. Columnas
2024-06-20 - 01:00
¿Elegir juzgadores? Razones para el no. (II) Columnas
2024-06-20 - 01:00
LA PALA DE MANDO Columnas
2024-06-20 - 01:00
EL CAMINO A LA REGULARIZACIÓN. Columnas
2024-06-20 - 01:00
La verificación vehicular en México Columnas
2024-06-20 - 01:00
Sin TLC nuevo, inversión de Mexico Pacific Columnas
2024-06-20 - 01:00
EL DEPORTE AYER Y HOY Columnas
2024-06-20 - 01:00
2024: razones del margen de victoria (1) Columnas
2024-06-20 - 01:00
Las opciones de la oposición en México Columnas
2024-06-20 - 01:00
VINO POR SU COPA Columnas
2024-06-21 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-06-19 - 09:16
Línea 13. Columnas
2024-06-19 - 09:15
Pueblo, Corte y revictimización Columnas
2024-06-19 - 01:00
+ -