facebook comscore
Misericordia

Misericordia

Columnas jueves 02 de julio de 2020 - 00:53

Como sociedad antes de la pandemia teníamos muchos problemas económicos, sociales y culturales. Uno de ellos es la población que dependía de la venta diaria de artículos a automovilistas o transeúntes; también, aquellos que ofrecen algún servicio como los limpiaparabrisas. Estas personas dependen del gasto diario que destinamos solidariamente a la gente que brinda este tipo de venta o servicio y que, durante esta pandemia, están en condiciones críticas.
En la semana circulando con mi vehículo, un señor limpiaparabrisas sin cubrebocas se acercó para que le diera una moneda, normalmente traigo las ventanillas cerradas para evitar que se me acerquen, obvio le dije que no. Le comenté a mi hijo la falta de conciencia que tenía el individuo y me contestó que la falta de conciencia era mía, pues son personas que viven al día, carentes de oportunidades, de reojo me fijé que absolutamente nadie le dio una moneda y vi en su rostro frustración mezclada con coraje.
La expresión de la cara del limpiaparabrisas sumada a lo dicho por mi hijo me dejó reflexionando profundamente en lo que están padeciendo todos los mexicanos en esa situación, la cual, tristemente representan una parte importante de la población, cosa que también me hace sentir frustrado porque te deja una sensación de estar entre la espada y la pared.
No sólo es un sentimiento o pensamiento noble, si lo analizamos, también hay un factor que está próximo a causar violencia, porque el hambre nos hace actuar de maneras impensables.
El problema es darle dinero sin exponernos al contagio de Covid-19, mi propuesta de solución para entregarles una moneda, de forma segura, es esta:
1.- Indicarle que no se acerque y bajar la ventanilla, si está cerrada.
2.- Poner una moneda en el techo.
3.- Cerrar la ventanilla.
4.- Decirle que puede tomar la moneda.
Se que no es la solución a la pobreza, ni mucho menos, es una forma de poder apoyar como lo veníamos haciendo antes de la “sana distancia”.
El reto es que ellos mismos conozcan este procedimiento, el canal más adecuado de difusión sería a través de los grupos que controlan las esquinas de la ciudad, dándoles indicaciones. Esto es impensable como ciudadano, es algo que debería hacer la Autoridad, pero… que les digo.
EN POSITIVO, si todos difundimos esta forma de apoyar, además de ponerla en práctica, habremos aportado un granito de arena, es decir, propuestas y acciones; esa es la forma en que los mexicanos sacamos la casta. Cabe recordar iniciativas como Verificado 19s, que son motivo de orgullo para todos.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las Clases Medias Columnas
2021-06-18 - 01:00
El Congreso de la Ciudad de México Columnas
2021-06-18 - 01:00
Tiraditos - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
Línea 13 - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
¿Alguien ha visto a Florencia? Columnas
2021-06-18 - 01:00
Clase media y gobierno Columnas
2021-06-18 - 01:00
Discriminación conservadora Columnas
2021-06-18 - 01:00
Ricardo Monreal y su aspiración presidencial Columnas
2021-06-17 - 01:00
Cruella Columnas
2021-06-17 - 10:49
Crónicas de la gobernanza: Los verdes Columnas
2021-06-17 - 07:03
Caníbales del Centro Histórico Columnas
2021-06-17 - 07:01
De los migrantes todos quieren sus 43 mil mdd Columnas
2021-06-17 - 01:00
El 22 constitucional Columnas
2021-06-17 - 01:00
Consulta, INE, voto electrónico y partidos Columnas
2021-06-17 - 01:00
La mitad del corazón de CDMX Columnas
2021-06-17 - 01:00
+ -