facebook comscore
PENA DE MUERTE PARA LOS CRÍMENES MÁS BRUTALES

PENA DE MUERTE PARA LOS CRÍMENES MÁS BRUTALES

Columnas jueves 27 de febrero de 2020 - 08:38

En nuestro país mucha gente ha muerto a consecuencia de la violencia y en medio de esa vorágine, cada vez se presentan con mayor frecuencia crímenes de la más extrema crueldad, cuyos perpetradores evidencian un profundo desprecio por la vida.

Se trata de crímenes tan espantosos como abominables, cometidos por delincuentes sin escrúpulos que en muchos casos no sólo no muestran ningún tipo de remordimiento frente a sus actos, sino que incluso experimentan placer con ellos.

En este contexto, las mujeres, las niñas y los niños de México enfrentan una gran vulnerabilidad, pues el Estado no está cumpliendo con su obligación de garantizarles seguridad y protección, de modo tal que quedan a expensas de criminales capaces de cometer las peores infamias para satisfacer sus más bajos instintos.

Muestra de lo anterior son los casos de feminicidio que en las últimas semanas han indignado a la sociedad por la crueldad ejercida en contra de las víctimas, en algunos casos menores sin ninguna posibilidad de defenderse.

Más allá de los casos particulares están las alarmantes cifras respecto a delitos como homicidio doloso, feminicidio y violación. De acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública, la tasa de homicidios dolosos y feminicidios por cada 100 mil habitantes no ha hecho más que incrementarse en los últimos 5 años. Tan sólo en el caso del feminicidio pasamos de 0.66 en 2015 a 1.52 el año pasado.

Debemos considerar también que, según la Red por los Derechos de la Infancia en México, entre el año 2000 y el 2019, 3.6 menores de edad han muerto diariamente a causa de la violencia. La misma organización señala que, de enero de 2015 a julio de 2019, 1 de cada 10 feminicidios en México fue cometido en contra de una niña o adolescente.

Quienes cometen este tipo de delitos ofenden gravemente a la sociedad, pues lo hacen con premeditación y con total conocimiento de las consecuencias de sus actos. Esta clase de criminales no temen pasar el resto de sus vidas en prisión, pues saben que en razón de la debilidad de nuestro sistema de justicia y de seguridad existe la posibilidad de recobrar su libertad mucho tiempo antes de lo previsto.

En este sentido, queda claro que agravar las sanciones penales o incluso imponer cadena perpetua para ciertos delitos no ha resultado una solución efectiva para inhibir la comisión de crímenes de extrema crueldad. El deber del Estado es enfrentar los crímenes más violentos con la severidad que merecen y en el Partido Verde creemos que la pena de muerte puede ayudar a reducir la magnitud y la frecuencia de los mismos.

Es tiempo de imponer castigos ejemplares para los crímenes más crueles y hacer que los delincuentes piensen más de una vez antes de cometer atrocidades en contra de víctimas inocentes.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Al ritmo del trapeador Columnas
2020-04-03 - 01:48
Contra la memoria Columnas
2020-04-03 - 01:45
Contratos: Otro dolor de cabeza Columnas
2020-04-03 - 01:40
Inicio de la Guerra Sucia Columnas
2020-04-03 - 01:24
La enfermedad y el sentido de la vida  Columnas
2020-04-03 - 01:08
Los ahorros no deben dilapidarse Columnas
2020-04-03 - 02:03
+ -