facebook comscore
Pacificación: triunfo o derrota histórica

Pacificación: triunfo o derrota histórica

Columnas lunes 19 de julio de 2021 - 01:00

Manelich Castilla

No pasó inadvertido el discurso que el Presidente diera en días pasados: “Si no terminamos de pacificar a México por más que se haya hecho, no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro Gobierno”, señaló.

Para quien cotidianamente invoca a la historia como eje de sus decisiones, el mensaje es digno de análisis. Como se dice coloquialmente, “pone su resto” a la estrategia de “abrazos y no balazos”, aunque en ello incremente el riesgo de no alcanzar el lugar de relevancia histórica que tanto le importa.

¿Es posible que en los próximos tres años pudiera alcanzarse esta pacificación? Veamos.

El Gobierno de la República ha reconocido que gran parte de los homicidios obedecen a disputas del crimen organizado. Al hacerlo, asume la postura de los que le han antecedido. Si desde la oposición se criticaba a quien detentaba el poder por su ineficacia para impedir esta circunstancia, hoy como gobierno han tenido que admitir que no es tema exclusivamente de voluntad política, sino de enfrentar al complejo entramado criminal, cuya ingeniería operativa se ha robustecido y tecnificado en México y el mundo.

El cambio más significativo de la actual administración, en comparación con las que le precedieron, parte del desdén absoluto y la pérdida de confianza hacia la estrategia de seguridad desde una óptica civil. Así, han apostado a que sea través de las Fuerzas Armadas, respetadas ampliamente por el pueblo de México, como se deba dar cauce a la pacificación. A diferencia del pasado reciente, en el que al tiempo de acudir a los servicios de soldados y marinos en tareas de seguridad pública, se contaba con instancias civiles de seguridad en el ámbito federal, la postura imperante de desmantelar todo vestigio de estas instituciones y dar cauce a la militarización plena de la función, es una apuesta muy alta. Esta fórmula de pacificación no cuenta con evidencia de eficacia en ninguna parte del mundo.

Por otro lado, como ha sucedido antes, las raquíticas capacidades para combatir el cáncer del crimen organizado en el ámbito local, es parte de la ecuación que habría de analizarse minuciosamente. En este sentido estamos entrampados. Constitucionalmente, el combate al crimen organizado es una competencia federal, sin embargo, sus estragos se perciben de manera principal en el ámbito municipal y estatal. Si el presidente, como declaró, asume que no lograr la pacificación del país sería un fracaso histórico para su gobierno, es momento de voltear hacia lo local, destinar recursos y acompañamiento a la implementación del Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, al que no se ha referido y pareciera estar borrado de la agenda de sus prioridades, aunque esto vaya en demérito de su objetivo.

Sin incurrir en malintencionadas críticas a la política de “abrazos y no balazos”, pareciera oportuno cambiar ya estos abrazos por mano firme; que los criminales empoderados reciban una muestra de las capacidades del Estado Mexicano. No se malentienda esto con una ofensiva bélica, pues en ese sentido ningún grupo criminal tuviera nada que hacer frente al Estado, sino de una ofensiva en la que a los programas sociales se sumarán órdenes de aprehensión y el despliegue estratégico para detener a generadores de violencia.

Pacificar al país es un anhelo general, no de un partido o gobierno en exclusiva. Si el Presidente desea hacerlo por un lugar en la historia, deseamos que lo logre. Para ello, debe empezar por modificar lo que la evidencia indica urgente y necesario.

Es el primer paso para construir el triunfo y no una derrota histórica.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿De Gaulle o Fujimori? Columnas
2021-08-04 - 01:00
Línea 13 - 04 agosto 2021 Columnas
2021-08-04 - 01:00
La apertura informativa sobre la tragedia Columnas
2021-08-04 - 01:00
La Ciudad de México somos todos Columnas
2021-08-04 - 01:00
Gas L.P., sociedad, energía solar Columnas
2021-08-04 - 01:00
Tiraditos - 04 agosto 2021 Columnas
2021-08-04 - 01:00
Distancia Columnas
2021-08-04 - 01:00
Rommel se extrañará Columnas
2021-08-04 - 01:00
Y ahora, la revocación Columnas
2021-08-03 - 01:00
Más de seis millones dijeron sí Columnas
2021-08-03 - 01:00
La reforma pendiente Columnas
2021-08-03 - 01:00
La consulta popular y Cicerón Columnas
2021-08-03 - 01:00
Tiraditos - 03 agosto 2021 Columnas
2021-08-03 - 01:00
+ -