facebook comscore
Pandemia evidenció la crisis 
de ambulancias en la cdmx

Pandemia evidenció la crisis 
de ambulancias en la cdmx

Ciudades miércoles 27 de enero de 2021 - 00:57

Alejandra Balandrán y Luis Carlos Rodríguez

Javier, quien vive en la colonia El Manto, en Iztapalapa, tuvo que esperar más de 10 horas desde que solicitó a Locatel y al 911 una ambulancia para trasladar a su padre a un hospital público por Covid-19. Fueron llamadas, promesas de que iba en camino y la tentación de solicitar una particular, cuyo costo oscilaba entre los 10 mil y los 20 mil pesos, dependiendo de la empresa.
Su caso sólo es uno más de las historias y estadísticas de la crisis sanitaria en la Ciudad de México por la ausencia de capacidad no de ambulancias, alrededor de 60 del gobierno capitalino para traslados de Covid-19 a una población de 9 millones 209 mil 904 personas y que es el epicentro de la pandemia con más de 27 mil fallecimientos y casi medio millón de contagios.
Hasta principios de diciembre del 2020 sólo se contaba con 30 ambulancias del Gobierno de la Ciudad de México para atender la emergencia por Covid-19. A mediados de ese mes y ante quejas de las horas y días de espera para los traslados de pacientes, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum anunció que se duplicó el número de vehículos para lograr un total de 60, aunado a las 45 motocicletas que están habilitadas en esta emergencia sanitaria, a fin de acelerar el proceso de atención y traslado de los pacientes que lo requieran.

El 20 de diciembre expuso sobre la situación: “Estamos haciendo dos cosas: uno, reforzando los médicos en Locatel y en el 911, porque muchas veces no requieren la hospitalización, sino sencillamente requieren del apoyo médico y por eso solicitan ambulancia, entonces se está reforzando para tener esta telemedicina que hemos tenido a lo largo la pandemia, pero que hoy demanda más información; y, al mismo tiempo, también estamos aumentando a 30 ambulancias más, a partir de todas las instituciones”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la norma internacional es que se debe tener cuatro ambulancias por cada 100 mil habitantes. Es decir, 40 por cada millón y en el caso de la Ciudad de México, con más de 9 millones de pobladores alrededor de 360 vehículos para este tipo de emergencias.
Obviamente se tendría que a ello las ambulancias que dispone el IMSS y el ISSSTE para sus derechohabientes en esta pandemia o las fuerzas armadas, además de la Cruz Roja que han centrado su apoyo y traslado de emergencias a pacientes con Covid-19 en los últimos meses.

La Cruz Roja tiene también alrededor de 60 ambulancias en la Ciudad de México y de las cerca de 300 llamadas que recibe diariamente por emergencias, el 90 por ciento son para atender o orientar a pacientes con Covid-19.
Hasta 2018 se tenía registro de 487 ambulancias públicas y privadas debidamente acreditadas, prestando servicios en la capital del país, de acuerdo con el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Para que una ambulancia pública o privada obtenga su registro, debe acreditarse ante la Agencia de Protección Sanitaria de la Ciudad de México que es la responsable de emitir la autorización para la prestación del servicio pre-hospitalario o inter-hospitalario. De la Secretaría de Movilidad reciben placas y tarjeta de circulación del vehículo. Y cada año deben acatar el Programa de Verificación Sanitaria de Ambulancias.
Las unidades pueden catalogarse como ambulancias de traslado, de urgencias básicas, de urgencias avanzadas, de cuidados intensivos, y ambulancias aéreas.

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación, una ambulancia es “la unidad móvil, aérea, marítima o terrestre, destinada para la atención médica prehospitalaria, diseñada y construida para proveer comodidad y seguridad en la atención médica”.

El vehículo deberá contar con una cabina para el operador de la ambulancia o piloto, copiloto y un compartimento destinado para la atención del paciente, personal, equipo médico e insumos necesarios. Estas unidades deben cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-034-SSA3-2013.

La NOM establece las características de los Técnicos en Atención Médica Prehospitalaria, quienes van a bordo de la ambulancia y deberán cumplir con una formación específica y recibir capacitación periódica.
No obstante, el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la prevención de Accidentes refiere que los servicios de urgencias médicas presentan fallas como la carencia de coordinación interinstitucional para la atención de urgencias, insuficiencia de red de radiocomunicación y falta de apego a la normatividad.
Esto deriva en una problemática a nivel nacional, ya que proliferan ambulancias “piratas”, mismas que carecen de equipamiento, instrumental, medicamentos y capacitación del personal contemplados en la NOM.
Por lo que en 2020 el senador morenista José Ramón Enríquez Herrera, hizo un llamado a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para reforzar las medidas de verificación a las unidades que se encuentran en operación.
“Las familias, ante lo imperioso de la situación, acceden a las condiciones de los operadores, que tan sólo en un traslado de un domicilio particular a una institución de atención médica, pueden cobrar hasta seis mil pesos como pago mínimo”, refirió en esa ocasión el legislador.

En la Ciudad de México no se tienen contabilizadas de las ambulancias “piratas”, que no cuentan con las acreditaciones de las dependencias, justamente porque operan en la clandestinidad, no obstante, se tiene conocimiento de que hay unidades que operan y atienden pacientes a cambio de un cobro y no cuentan con los conocimientos básicos.
No obstante, el problema al que se enfrenta la población y las instituciones sanitarias (ya que la Organización Mundial de la Salud, OMS, instó a que los gobiernos evalúen de forma integral el contexto de la atención prehospitalaria y de emergencia), es que estas unidades no acreditadas, se valen de recursos como intervenir las radios públicas para conocer los llamados de emergencia y llegar a los lugares incluso antes que las ambulancias oficiales.
Muestra de ello se observa en el documental de 2019 denominado Familia de medianoche, en el cual se acompaña a la familia Ochoa en sus recorridos por las calles de la Ciudad de México, atendiendo emergencias sin la capacitación adecuada.

pie de foto
A principio de diciembre pasado había 30 ambulancias para atender a pacientes con Covid. A mediados de mes se duplicó la cantidad de estos vehículos, sin acabar con la crisis. Cuartoscuro



Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Marcha 8 de marzo: Actividades en CDMX Ciudades
2021-03-06 - 14:29
¡Adios! a la Ley Seca en la CDMX Ciudades
2021-03-05 - 16:20
+ -