facebook comscore
Policía Federal:  Hilos invisibles

Policía Federal: Hilos invisibles

Columnas lunes 10 de enero de 2022 -

“Al pronunciar un nombre, unos hilos invisibles nos unen a la persona que nombramos”, dice Carla Guelfeinbein en un fragmento de Contigo en la distancia [Alfaguara, 2015]. Esos hilos nos unen no solamente a personas, sino a lugares y momentos clave.

En el amor o en la academia; los grupos de amigos; el trabajo o la familia, existen personas e instantes cuyo recuerdo y enseñanzas tejieron esos hilos que se conservan al paso del tiempo.

Unirse en la complicidad de compartir visiones del mundo y hoja de ruta para materializar anhelos es experiencia extraordinaria. Así se tornan inmortales seres amados y vigentes sus consejos y lecciones.
Es la forma en que llegan a nosotros, permaneciendo eternamente, libros y escritores entrañables, científicos provocadores, músicos imprescindibles, películas o pinturas. También, instituciones definitivas para explicar episodios importante en la vida de cualquier país.
En la Policía Federal se tejieron más hilos invisibles de los imaginables.

En lo personal, desde el primer consejo de un alto mando ante una situación de riesgo: “no dejes nunca de sentir miedo, porque es el mejor sensor para estar alerta”, hasta la sensación indescriptible de retirar por vez primera la venda a una víctima de secuestro, con quien se forma un vínculo sempiterno; desde atestiguar lo que es posible lograr con trabajo en equipo para atender desastres naturales, hasta las detenciones de peligrosos criminales.

La riqueza de una institución es la de su historia. Y si bien la Policía Federal en su última versión data legalmente del año 2010, fue fruto de la evolución de lo que en 1928 se conoció como el primer Escuadrón de Agentes Vigilantes de la Oficina de Tránsito, que al paso del tiempo se convertiría en la Policía Federal de Caminos, pilar de la Policía Federal Preventiva y de la Policía Federal.
Si al nombrar a alguien o a algo se teje ese hilo invisible, convencido estoy que aunque hoy se anteponga la palabra “extinta” a la Policía Federal, millones de hilos se seguirán uniendo al recordar episodios importantes de su misión al servicio de las y los mexicanos.

El legado de las instituciones se identifica en los hechos que su desaparición no puede borrar. La Policía Federal tuvo buenos y malos momentos. Como toda institución, enfrentó desafíos y sorteó adversidades, convencido estoy con un saldo favorable en su misión de proteger y servir.

Fue considerada la instancia civil de seguridad más respetada de nuestro país gracias al trabajo de miles de hombres y mujeres que apostaron por un proyecto de vida al servicio de la noble causa de la seguridad pública.

Se cuentan por millones las anécdotas de personas auxiliadas por la Policía de Caminos, después División de Seguridad Regional, en momentos difíciles; la determinación con que en momentos de desesperación para muchas familias afectadas por bloqueos, la División de Fuerzas Federales exponían el físico para garantizar el libre tránsito.

Mención aparte merecen las Divisiones de Investigación y Antidrogas, cuyas detenciones demostraron que es posible enfrentar, y vencer, al crimen organizado. La División de Gendarmería, en su breve existencia, logró un histórico nivel de confianza en la sociedad y el sector productivo. La Científica se convirtió en referente para la región y la de Inteligencia llegó a contar con el más sofisticado equipamiento para investigación con mejores prácticas.

La PF conoció también el trago amargo de la traición de quienes mancillaron el honor institucional. Los menos, en comparación de los buenos elementos. Sus logros no serán borrados fácilmente, ni la saña en su desaparición romperá esos hilos invisibles que se seguirán tejiendo al paso del tiempo.

Gracias, por siempre.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El discurso de odio de la oposición Columnas
2022-01-18 - 01:00
La batalla por la Revocación, una crónica Columnas
2022-01-18 - 01:00
VAPORUB Y TECITOS Columnas
2022-01-18 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-01-18 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-18 - 01:00
Asambleas de Diagnóstico y Deliberación Columnas
2022-01-17 - 01:00
Gratitud Columnas
2022-01-17 - 01:00
Cuarta ola, más complicaciones en CDMX Columnas
2022-01-17 - 01:00
¿Dónde se fueron los niños? Columnas
2022-01-17 - 01:00
Pemex y su sindicato Columnas
2022-01-17 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-01-17 - 01:00
EUDAIMONÍA Columnas
2022-01-17 - 01:00
EUDAIMONÍA Columnas
2022-01-17 - 01:00
RUSIA-UCRANIA-ESTADOS UNIDOS Columnas
2022-01-17 - 01:00
+ -