facebook comscore
Qué es ser de izquierda hoy (II)

Qué es ser de izquierda hoy (II)

Columnas miércoles 28 de septiembre de 2022 -

Estamos tratando de caracterizar lo que puede significar ser de izquierda hoy en día, a la luz de la controversia que al respecto se ha detonado en el contexto del tercer congreso nacional de Morena.

Comenzamos por decir que el par de conceptos de izquierda y de derecha sólo pueden usarse con propiedad desde el siglo XIX en adelante y para ámbitos estrictamente políticos, circunscritos por tanto al Estado en cuanto a su forma, contenido y funcionamiento.

La política gira alrededor de “lo político”, que se define en función de saber quién manda, cómo y para qué, al margen de que quien lo haga use o no corbata o coma o no en restaurantes de lujo (yo, por ejemplo, abomino de los restaurantes de lujo y de la fantochería a ellos asociada, pero más que otra cosa por un criterio de austeridad estoica como principio de vida y de conducta que he heredado de mis padres, y no por una razón política en el sentido dicho o porque por eso me sienta yo de izquierda), lo que supone a su vez la improcedencia de querer dividir al mundo y a la totalidad de las cosas en dos y sólo dos hemisferios (izquierda y derecha, se entiende), de suerte tal que pudiera haber arte, poesía, ciencia o, peor aún, “sensibilidad” de izquierda o de derecha a lo largo de los siglos y desde la noche de los tiempos.

Ahora bien, para intentar definir a la izquierda y a la derecha desde un punto de vista genérico que nos sirva como criterio para fijar un punto de partida inicial, habría que decir que la izquierda es una perspectiva de racionalidad política que está, en principio, contra toda forma de particularismo, entendiendo al particularismo como la idea de que hay una clase, grupo social o étnico que posee unos privilegios por el simple hecho de formar parte de tal clase o grupo, llámese dinastía o raza aria o pueblo originario (ojo con esto de los pueblos originarios, en donde hay mucha confusión). Frente al particularismo como principio, al que se entiende quedaría asociada la derecha, la izquierda sería partidaria de una suerte de universalismo (negación de los privilegios de grupo).

Esto supone, por ejemplo, que una posición de izquierda debe negar, por principio, a la monarquía en tanto forma de gobierno en la que la autoridad máxima del Estado sólo puede ser ocupada por quienes pertenecen a una familia o dinastía, es decir, que sólo por vía sanguínea se puede acceder a la jefatura del Estado de referencia.

Entiéndase que la racionalización de la que hablo obedece a criterios estrictamente políticos, es decir, que se trata de saber quién puede y quién no puede acceder a la jefatura del Estado, y no al costo o estilo refinado de los trajes del príncipe Guillermo de Gales o si una secretaria de Estado de la 4T come o no en un restaurante de lujo. No olvidemos que, cuando triunfa la revolución de octubre en Rusia, Lenin no cerró las academias de ballet por considerar al ballet como algo de derecha o aristocrático (puede que lo haya sido hasta que llegó Lenin al poder, precisamente), sino que las hizo públicas, es decir, que universalizó el privilegio. Algo similar es lo que ocurrió en Cuba cuando triunfa la Revolución, razón por la cual los artistas cubanos se destacan allí donde vayan de una manera tan notable.

En ese sentido, podemos ver entonces cómo el monarquismo es un particularismo en toda regla, es decir, es la derecha política en su máxima expresión, cuestión que nos permite comprender el significado político-estatal de la revolución francesa y de su expresión ideológica, el jacobinismo (primera generación histórica de la izquierda), y del corte radical que para la historia de la política supuso terminar con la monarquía en general, y con la vida de Luis XVI en particular, en Francia, acontecimiento que demarcó la diferencia entre el Antiguo y el Nuevo Régimen.

Más sobre esto en mi próximo artículo.


No te pierdas la noticias más relevantes en instagram

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
TIRADITOS Columnas
2022-12-07 - 01:00
Marea humana presidencial Columnas
2022-12-07 - 01:00
La seguridad digital en México Columnas
2022-12-07 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-12-07 - 01:00
Las experiencias de Qatar para 2026 Columnas
2022-12-07 - 01:00
¿Mala Racha? Columnas
2022-12-07 - 01:00
El silicio y la computación cuántica Columnas
2022-12-07 - 01:00
Sin reconciliación, no hay Nación Columnas
2022-12-06 - 01:00
Estado Global de la Democracia 2022 (2) Columnas
2022-12-06 - 01:00
¡CUIDADO CON LOS FRAUDES AL COMPRAR UN AUTO! Columnas
2022-12-06 - 01:00
¿Comenzamos ya la fiesta? Columnas
2022-12-06 - 01:00
+ -