facebook comscore
Ser madre, el otro rostro de la desigualdad

Ser madre, el otro rostro de la desigualdad

Columnas miércoles 21 de julio de 2021 - 01:00

Alejandra Gallardo

Existe una razón que coloca a las mujeres en situación de desigualdad frente a los hombres en la sociedad actual y que vulnera derechos políticos, económicos, de desarrollo personal y profesional, de acceso a la cultura y el deporte, me refiero a la maternidad.

Y aunque las instituciones públicas y privadas están en procesos de actualización con cambios positivos e importantes en la creación de leyes o políticas públicas que, sin duda alguna, representan pasos firmes en materia de igualdad de género, el hecho de que una mujer elija ser madre, la sigue colocando en situación de desventaja frente a una cultura tradicional y machista, que aún habita en las entrañas de las familias mexicanas.

Por ejemplo, por cada peso que gana un hombre, las mujeres que son madres ganan 83 centavos. Al convertirse en mamás, las mujeres en México registran una caída del 47 por ciento en las probabilidades de trabajar y un aumento de 16 horas de trabajos de cuidados en el hogar. La discriminación más reportada es el despido por embarazo, con 94.6 por ciento del total de las denuncias, las mujeres que continuaron trabajando luego de la maternidad, observaron una disminución en sus salarios de hasta 44 por ciento, son datos que proporciona el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Y es que la raíz de este tipo de desigualdad va más allá de lo político e institucional, nuestra sociedad actual sigue asumiendo que la responsabilidad del cuidado y crianza de hijas e hijos, aún cuando estos lleguen a una edad razonable para valerse por si mismos, es una tarea propia de las mujeres.

Casi inevitablemente, cuando una mujer actual elije la maternidad como una etapa más de desarrollo personal, se enfrenta a más de 3 jornadas de trabajo diarias; la de profesionista, la de ser mamá y ama de casa, eliminando casi por completo el acceso a otros derechos necesarios para el desarrollo a una vida digna y plena.

El impacto en la vida de una mujer que elige la maternidad en un contexto desigual y machista se mira y se mide a largo plazo, ya que, al perder oportunidades laborales y económicas, difícilmente podrá acceder a un sistema de pensiones y otros servicios de seguridad social.

Afortunadamente, desde la sociedad civil se impulsan proyectos e iniciativas que resignifican la maternidad y que buscan concientizar sobre la importancia de la crianza colectiva y compartida en equidad por hombres y mujeres, tal es el caso de la Asociación Civil “Gendes”, que busca la participación de los hombres en la construcción de igualdad de género.

La maternidad no debería ser motivo de discriminación, violencia y desigualdad en oportunidades, se debe vivir sin eliminar proyectos de vida y futuro.


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Burning Columnas
2021-07-29 - 01:00
Deportistas olímpicos, presión y amenaza Columnas
2021-07-28 - 10:47
¿Y la Guardia Financiera? Columnas
2021-07-28 - 01:00
El disgusto de Beatriz Columnas
2021-07-28 - 01:00
Esposas de candidatos Columnas
2021-07-28 - 01:00
Por una educación inclusiva Columnas
2021-07-28 - 01:00
Líneas Rojas Columnas
2021-07-28 - 01:00
Tiraditos - 28 julio 2021 Columnas
2021-07-28 - 01:00
Regreso a clases Columnas
2021-07-28 - 01:00
Línea 13 - 28 julio 2021 Columnas
2021-07-28 - 01:00
Verano peligroso Columnas
2021-07-27 - 01:00
Corrupción y economía Columnas
2021-07-27 - 01:00
La amenaza de la tercera ola Columnas
2021-07-27 - 01:00
Línea 13 - 27 julio 2021 Columnas
2021-07-27 - 01:00
+ -