facebook comscore
Sin reelección no hay Caudillo

Sin reelección no hay Caudillo

Columnas miércoles 22 de septiembre de 2021 -

Pedro Arturo Aguirre

Los actuales caudillos latinoamericanos sienten aversión por la OEA y ello no debería extrañarnos. Aunque, ciertamente, dicho organismo sirvió como una “punta de lanza” de los Estados Unidos durante la Guerra Fría, su naturaleza se ha ido transformado con el paso del tiempo. Aun sin ser perfecta, la OEA ha centrado su atención a defensa de la democracia y los derechos humanos en el continente, sobre todo con la firma (2001) de la Carta Democrática Interamericana y con el reforzamiento de las labores tanto de la Corte como de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. Nuestros hombres fuertes se sienten “invadidos” en su soberanía ante cada crítica o sellamiento expresado por algunas de estas instituciones y de inmediato apelan al viejo recurso de atacar “al imperialismo norteamericano y su organismo títere”.

El pasado agosto, la Corte Interamericana emitió una opinión consultiva (a petición de Colombia) sobre el tema de la reelección presidencial indefinida, a la cual le niega un pretendido carácter de “derecho humano”, ni la considera “un derecho autónomo protegido por la Convención Americana ni por el corpus iuris del derecho internacional de los derechos humanos”. La Corte estima la permanencia en el poder de un presidente por un largo período de tiempo como “atentatorio a la independencia de la Justicia y la separación de poderes”, y añade; “una lectura sistemática de la Convención Americana, incluyendo su preámbulo, la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, pone de manifiesto que la habilitación de la reelección presidencial indefinida es contraria a los principios de una democracia representativa y, por ende, a las obligaciones establecidas en la Convención Americana y en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre”.

La Corte se declaró competente para dar esta opinión consultiva porque los tribunales superiores de justicia de Bolivia, Nicaragua y Honduras han hecho, en el pasado reciente, interpretaciones sesgadas sobre el tema de la reelección presidencial adjudicándole arbitrariamente el rango de “derecho humano”. Este asunto tiene su origen cuando, en 2016, Evo Morales, ya con 10 años en el poder, convocó una consulta popular para tratar de legalizar una nueva reelección presidencial. Para su sorpresa perdió en las urnas, pero Tribunal Constitucional falló a su favor. Más adelante, en Honduras el tribunal hizo un dictamen idéntico con argumentos similares. Antes de eso la relección presidencial indefinida había sido instaurada en Nicaragua y Venezuela.

Pues bien, el pasado 3 de septiembre, apenas unos días después de emitida la opinión de la Corte Interamericana, la Corte Suprema de El Salvador emitió un fallo para habilitar la reelección presidencial inmediata, dando luz verde a la posibilidad de un nuevo mandato para el actual presidente, Nayib Bukele. Así como se las gastan nuestros caudillos



No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Magistraturas regionales del TEPJF Columnas
2021-10-28 - 01:00
AUTOCRITICA Columnas
2021-10-28 - 01:00
El plástico, el mejor sustituto Columnas
2021-10-28 - 01:00
LA NOVELA DEL CHAPO Columnas
2021-10-28 - 01:00
Revocación de Mandato: fallida impugnación Columnas
2021-10-28 - 01:00
Línea 13 - 28 de octubre Columnas
2021-10-28 - 01:00
Morena, la caballada está flaca Columnas
2021-10-27 - 11:40
El Clásico de otoño Columnas
2021-10-27 - 05:04
Desplazamiento forzado interno en México Columnas
2021-10-27 - 01:00
Telecom en México, la competencia se acaba Columnas
2021-10-27 - 01:00
Pagar la luz Columnas
2021-10-27 - 01:00
Hodmezovasarhely Columnas
2021-10-27 - 01:00
Justicia matemática Columnas
2021-10-27 - 01:00
Son niñas, no esposas Columnas
2021-10-27 - 01:00
+ -