facebook comscore
Sistema de Salud colapsaría sin la presencia de enfermeras

Sistema de Salud colapsaría sin la presencia de enfermeras

Nación miércoles 06 de enero de 2021 - 03:42

Por Luis Carlos Rodríguez G.

La primera línea de combate en la pandemia del Covid-19 la conforman cientos de miles de enfermeras y enfermeros de hospitales públicos y privados que durante casi un año han soportado lo mismo jornadas extenuantes con cubrebocas, caretas, trajes especiales para evitar contagios, la separación por semanas o meses de sus familias, hasta agresiones en el transporte público y en las calles, así como un déficit en el personal.

Este 6 de enero se celebra el Día de las Enfermeras y Enfermeros, sector de profesionales que con su ausencia colapsaría el Sistema de Salud en México, no sólo por su función médica, sino porque están presentes en los momentos más significativos de la vida y atienden no sólo a los pacientes, sino además a sus familias.

“Covid-19 no es una broma, es una enfermedad que conduce a muchos a la muerte”, señaló en un video una enfermera del Hospital General de Zona No. 27 del IMSS en Tlatelolco, en plena faena para atender un paciente con el virus.

Muchas y muchos de ellos han enfermado y fallecido. Incluso la jefa Fabiana, icono del combate a la pandemia en el IMSS enfermó del Covid-19 y tardó semanas en reaparecer. Hasta principios de noviembre la Secretaría de Salud informó que hay un total de mil 884 decesos y 140 mil 196 infectados acumulados por el coronavirus entre los trabajadores de la salud, que comprenden desde personal médico, hasta enfermería, laboratoristas, odontólogos y otros colaboradores de clínicas u hospitales.

En abril, en los primeros meses de la pandemia, se conoció la historia de la enfermera del Hospital General de Tijuana, Silvia Rosas Saucedo, quien se mudó a su vieja camioneta para no contagiar a su familia.

“Soy enfermera, trabajo orgullosamente en el hospital general de Tijuana, México, en el área de medicina interna, hoy área exclusiva para pacientes con Covid-19. Tengo mi familia, la cual es mi razón de ser: mi compañero de vida a quien amo y a mis hijos por quienes me levanto cada día, pero la realidad es que estoy trabajando en un área de alto riesgo de contagio”, explicó.

“Decían que era una basura y que iba a contagiar a toda su familia”, dijo Carolina Lira, enfermera del Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, en el estado de Guanajuato a finales de agosto.

Una mujer la tiró del cabello y la azotó contra el piso golpeándola en la cabeza y en el cuello, mientras otro hombre la pateó con violencia en el pecho, el abdomen y la espalda.

De principios de marzo a junio; es decir, los primeros meses de la pandemia, más de 200 médicos, enfermeras, enfermeros, directores de hospitales y personal de limpieza han sido golpeados, insultados, bañados en cloro y amenazados de muerte. Además, han sido impedidos de usar el transporte público, de ingresar a comercios o de usar los elevadores en los edificios que habitan y hasta han sido extorsionados.

De acuerdo con la UNAM, la labor de los profesionales de enfermería en México es irremplazable y apreciado por la sociedad.

Con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la enfermería es una de las ocupaciones más respetadas y valoradas por la sociedad en la nación, considerado así por 41.5 por ciento de la población entrevistada, que la calificó con la máxima puntuación (10), de acuerdo con la Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México 2017.

En el país, la formación de enfermeras se inició en el Hospital General de México en 1907 y el Día de la Enfermera y el Enfermero se celebra desde 1931, cuando el entonces director del Hospital Juárez de México, José Castro Villagrana, lo instituyó al considerar que su presencia era un “regalo de Reyes” para los pacientes.

La directora de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM, Rosa Amarilis Zárate Grajales, expone que hay 315 mil integrantes del personal de enfermería en el sistema de salud; casi 60 por ciento son enfermeros con nivel técnico, y alrededor de 45 por ciento tienen licenciatura o especialización, maestría o doctorado.

Hay muy pocas enfermeras y enfermeros en México, en contraste con las mejores prácticas. Tenemos una tasa de 2.9 enfermeras por cada mil habitantes. Cuba tiene ocho. El promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 8.8.

La brecha con estos estándares es tan grande que si nuestro país quisiera alcanzarlos tendría que contar y contratar a más de 730 mil enfermeras adicionales en el sector público.

Ellas y ellos se encargan de atender a más de 120 millones de mexicanos, por lo que se requiere más personal e invertir en su formación, pues sólo 3 por ciento cuenta con una especialidad; además, “la situación se ha visto agravada a raíz de la emergencia sanitaria”.

Al año, refiere la directora, egresan de 20 mil a 22 mil enfermeros de todos los niveles (técnico y licenciatura); además de que son pocos, se enfrentan a un mercado laboral contraído, por lo que se requieren más plazas.

En 2020, Año Internacional de la Enfermería y la Partería —definido por la OMS, en conmemoración del 200 aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, fundadora de la enfermería moderna— se hizo más visible lo indispensable de este personal.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Piden criterios técnicos en vacunación Nación
2021-01-25 - 01:29
Detienen a exmando de PF por caso Iguala Nación
2021-01-25 - 01:19
+ -