facebook comscore
Trabajo doméstico y Covid-19

Trabajo doméstico y Covid-19

Columnas jueves 16 de abril de 2020 - 01:32

En el pasado, en la época de nuestros abuelos y aún más atrás, las trabajadoras domésticas eran consideradas como parte de la familia, —que en aquellos tiempos la mayoría eran numerosas— y, por ende, eran muy apreciadas y valoradas.
Por aquellos ayeres, trabajaban de planta, es decir, convivían todos los días con las familias a las que servían teniendo solamente el domingo como día de descanso. Cuando llegó la televisión, se les permitía verla en la sala de la casa, sentadas en una silla o banco aparte.
En el cine mexicano hay por lo menos un par de películas que hacen referencia a la solidaridad que las trabajadoras domésticas eran capaces de tener con sus patrones; trabajando sin cobrar o incluso, cooperando con el gasto familiar en tiempos de grandes limitaciones.
El tiempo transcurrió y más recientemente, el trabajo doméstico se volvió “de entrada por salida”, lo que les brindó la posibilidad a este tipo de empleadas, tener varias casas que atender, de acuerdo a los días de la semana. Aún en esta variación, la confianza es un elemento fundamental para que el empleador permita el acceso de una persona externa a su domicilio.
Después, cuando nadie se lo esperaba, vino la pandemia mundial del Covid-19 y al igual que en otro tipo de actividades, el trabajo doméstico pasó a un plano secundario. En muchas casas se vieron en la necesidad de despedir a su personal doméstico o mandarlas a descansar sin percibir pago.
La carestía llegó también a ese importante sector de la población que vive al día y tiene que salir a buscar el sustento. Entonces, surgieron varias propuestas, todas, tendientes a seguir apoyando, en la medida de lo posible a las trabajadoras domésticas.
El caso, es que a veces es verdaderamente imposible porque México vive, -al igual que otros países del mundo-, sumido en una crisis económica de dimensiones insospechadas y si se trata de dividir el dinero, los pagos, la comida y otras necesidades, rebasan con mucho la economía familiar que generalmente es muy precaria.
Desde el Senado de la República, Marcelina Bautista, fundadora del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO), hizo un llamado a atender la situación de desigualdad que viven las trabajadoras del hogar ante el coronavirus, al tiempo que solicitó a las y los empleadores continuar con el pago del salario a quienes laboran en sus hogares y que no se les despida.
Bautista enfatizó que las trabajadoras del hogar, como producto de la pandemia, están viviendo condiciones desiguales respecto a la mayoría de la población trabajadora, por ello, la dirigente sindical pidió tanto al gobierno federal como los locales, crear un programa de seguro de desempleo para trabajadoras del hogar.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de volver a informar Columnas
2020-12-02 - 01:00
Agua y aceite juntos en elecciones de 2021 Columnas
2020-12-02 - 00:46
Preservar nuestras riquezas Columnas
2020-12-02 - 00:41
LÍNEA 13 Columnas
2020-12-02 - 00:32
Firma electrónica Columnas
2020-12-02 - 00:30
+ -