facebook comscore
Ucrania recupera más terreno y Rusia contraataca

Ucrania recupera más terreno y Rusia contraataca

Global martes 13 de septiembre de 2022 -

Por Emmanuel PARISSE, con Ania TSOUKANOVA en Kiev/ AFP

Ucrania aseguró el lunes que sus fuerzas recuperaron aún más terreno en el este y el sur del país gracias a sus ofensivas contra las fuerzas de Rusia, que replicó bombardeando algunas de esas zonas y prometió luchar hasta lograr sus objetivos.
"Desde el inicio de septiembre, nuestros soldados ya liberaron 6.000 km2 de territorio ucraniano en el este y el sur, y seguimos avanzando", declaró el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en un video difundido en las redes sociales.
"La liberación de localidades en manos de invasores rusos continúa en las regiones de Járkov y Donetsk", en el este del país, comunicó el ejército ucraniano, que asegura que las tropas rusas "están abandonando apresuradamente sus posiciones y huyendo".
La contraofensiva de Ucrania ha ido ganando terreno, principalmente en la región de Járkov, fronteriza con Rusia en el noreste del país.
Pero las tropas de Kiev también afirman estar avanzando en el Donbás, controlada por separatistas prorrusos desde 2014; y en el sur, concretamente en la región de Jersón, donde aseguraron el lunes haber recuperado 500 km2 en dos semanas.
El 2 de junio Zelenski, reconoció que cerca de 125.000 km2 estaban bajo control de Rusia, entre ellos 43.000 km2 (Crimea y zonas de la cuenca del Donbás) perdidos antes de la invasión rusa del 24 de febrero.
Si se consolidan los avances, supondrían las mayores ganancias territoriales para Ucrania desde la retirada de las fuerzas rusas de las afueras de Kiev a finales de marzo.
- Alcanzar los "objetivos" -
Ante este revés para las fuerzas rusas, Moscú retomó un tono ofensivo y anunció el bombardeo de las zonas recuperadas por Kiev en la región de Járkov, en los sectores de Kupiansk e Izium.
Además aseguró que la ofensiva rusa lanzada en febrero continuará "hasta que se alcancen los objetivos", en palabras del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien añadió que actualmente "no hay perspectivas de negociaciones" entre Moscú y Kiev.
Las autoridades de ocupación prorrusas en la región de Járkov dijeron el lunes que se habían trasladado a la región rusa de Bélgorod, cerca de la frontera, oficialmente para ayudar con la afluencia de refugiados, según agencias rusas.
Y el líder de la autoproclamada república separatista de Donetsk (este), Denis Pushilin, admitió el lunes que la situación era "difícil" en el frente, aunque aseguró que las fuerzas rusas "resistían".
La pérdida de la ciudad estratégica de Izium, que contaba con 50.000 habitantes antes de la guerra y se había convertido en un punto clave para el aprovisionamiento de las tropas rusas, podría contrariar seriamente las ambiciones militares de Moscú en el este de Ucrania, según expertos militares.
Otros estiman que todavía queda mucho camino por recorrer.
"Ucrania infligió una gran derrota operacional a Rusia al recuperar casi toda la región de Járkov (...), pero la contraofensiva actual no pondrá fin a la guerra", según el centro de investigación ISW, con sede en Washington.
En Izium, Nadia Nesolena, de 61 años, estaba en la calle el domingo cuando los primeros soldados ucranianos entraron en la localidad.
"Los recibimos con lágrimas en los ojos. Llevábamos meses esperándolos. Estamos muy felices", cuenta a AFP.
En otras localidades recuperadas, los habitantes decidieron denunciar los asesinatos de civiles a las autoridades.
En Zaliznychne (este), cuatro cuerpos fueron encontrados con "rastros de tortura", informó el lunes la fiscalía, que, según una investigación preliminar, apunta a actos de los militares rusos durante la "ocupación".
- "Éxitos notables" -
El ejército ucraniano anunció primero una contraofensiva en el sur, antes de llevar a cabo la semana pasada un despliegue en la zona de Járkov.
En la región de Jersón también "nuestros éxitos en estas dos semanas son bastante notables", afirmó el lunes Natalia Gumeniuk, portavoz militar para la división del sur.
Unas informaciones que parecían contradictorias con las de Kirill Stremoussov, jefe adjunto de la ocupación rusa en Jersón, que afirmó que la situación estaba "bajo control" ruso.
También en el sur, la situación seguía siendo preocupante en la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, donde ya se han cerrado todos los reactores.
El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), en contacto con los dos bandos para establecer una zona de seguridad alrededor de la planta, mencionó el lunes "señales positivas" al respecto.
Pero un poco más tarde, el portavoz del ministerio ucraniano de Asuntos Exteriores, Oleg Nikolenko, dijo que la única manera de "garantizar la seguridad nuclear de la central de Zaporiyia es su desocupación, desmilitarización y regreso al control ucraniano".
"Todos los esfuerzos del OIEA deben centrarse en lograr este objetivo", escribió en Twitter.

No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JA/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -