facebook comscore
Una fantasía del Primer Mundo

Una fantasía del Primer Mundo

Columnas viernes 29 de enero de 2021 - 01:47

El informe “¿Cómo va la Vida? 2020, midiendo el bienestar social (OCDE, 2020)”, evidenció la gran brecha de desigualdad existente en México, al coronarse como el país con el nivel más alto de disparidad en cuanto al ingreso entre su población, de aquellos que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Por si fuera poco, el Índice Global de Impunidad 2020, ubicó a la nación azteca como uno de los países con mayor nivel de impunidad y con uno de los sistemas de justicia más deficientes alrededor del mundo, ubicando a nuestro país por debajo de Filipinas, India y Camerún, ocupando el lugar 60 de 69 naciones evaluadas.

México es un país de dolorosos contrastes, teniendo la capacidad de ser una potencia mundial por su privilegiada posición geográfica y sus riquezas naturales, hoy sigue sumido en un lacerante “tercermundismo” que hace fantasear a sus políticos con la expectativa de lo que el país puede llegar a ser, pero que no es.

Su ingreso a la OCDE es muestra de lo anterior. Tras convertirse en el país vigésimo quinto del organismo en 1994, México tuvo la oportunidad inigualable de expandir su dinámica comercial, pudiendo diversificarla con nuevos socios;sin embargo, a pesar de tener poco más de 26 años de haber ingresado a dicho organismo, éste, en lugar de ampliarla, pareciera que redujo su concepción del mundo, desperdiciando este privilegiado espacio. ¿De que sirvió haber ingresado a la OCDE, si hoy el país encabeza la lista de los países más desiguales?

Pareciera que un mal constante en la gestión pública mexicana es la existencia de una falsa sensación de “primermundismo” que, irónicamente, le es común a gobiernos de izquierda y de derecha, pues así como los neoliberales fantasearon con el sueño del ingreso a la OCDE, a pesar de las disparidades económicas con los países que nos precedieron como Japón, Finlandia o Australia, el “lopezobradorismo”, a pesar de los más de 150 mil muertos a causa del Covid-19 y poco más de un millón de enfermos por la pandemia, decidió ceder sus vacunas a los países más pobres, como si la situación en México fuera similar a la vivida en Corea del Sur o Nueva Zelanda, considerados hoy ejemplo mundial en el manejo de la pandemia. ¿Acaso Andrés Manuel se refería a los pobres del mundo cuando afirmaba “por el bien de México primero los pobres”?

México necesita ubicarse en su realidad. Para ser hay que parecer, dice un famoso refrán, y hoy el país ni es y mucho menos parece una potencia; no hay que olvidar que fue México de los pocos países del mundo que limitó desmedidamente los apoyos económicos a empresas ante la pandemia, llevando a que, durante el segundo semestre de 2020, casi 3,500 pequeñas y medianas empresas quebraran como consecuencia de esta medida (CANIRAC, 2020). ¿Creerá el gobierno en turno que en México sólo existen grandes empresas y que las PyMES son cuestión del pasado? No cabe duda de que la fantasía del primer mundo, sigue costándole muy cara al país.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2021-03-04 - 02:01
Califícame ésta Columnas
2021-03-04 - 01:52
Redistritar para 2024 Columnas
2021-03-04 - 01:46
En la cuenta regresiva Columnas
2021-03-04 - 01:43
Comunismo, un mantra Columnas
2021-03-04 - 01:41
Educar para la democracia Columnas
2021-03-04 - 01:41
Cooperación en la 4T Columnas
2021-03-04 - 01:40
Línea 13 Columnas
2021-03-04 - 01:33
¿Por qué tantas risas? Columnas
2021-03-04 - 01:27
Tiraditos Columnas
2021-03-03 - 02:06
La inteligencia artificial reanima muertos Columnas
2021-03-03 - 02:06
Colosio pintó su raya Columnas
2021-03-03 - 01:57
Reafirmar los compromisos sociales Columnas
2021-03-03 - 01:48
Línea 13 Columnas
2021-03-03 - 01:40
El culto a Trump Columnas
2021-03-03 - 01:38
+ -