facebook comscore
Vivir de prestado.

Vivir de prestado.

Columnas miércoles 02 de febrero de 2022 -

La gente suele rentar casa cuando no quiere endeudarse con una hipoteca de por vida y no tiene suficiente dinero para comprarla al contado (casi nadie lo tiene). Como quiera que sea, es tan común el arrendamiento de inmuebles como la vida misma, aunque tiene sus detractores y seguramente con buenas razones. Pero ahora hay otro fenómeno.

Un buen amigo me comentó hace poco su intención de celebrar un contrato de “leasing”, para un automóvil de lujo. En términos llanos, se trata de pagar una mensualidad durante dos años y, luego de transcurrido el plazo, adquiere el “derecho” de comprarlo a un precio determinado, o a celebrar otro contrato por dos años, y repetir el esquema con un nuevo automóvil. Es un arrendamiento financiero y las empresas utilizan este instrumento desde hace muchísimo tiempo, lo novedoso es que ahora se promociona para el automovilista de a pie (pun intended).

Ahora bien, las empresas lo utilizan porque es un gasto deducible de impuestos, y a menos que tenga un giro muy específico, no le conviene a una compañía ser propietaria de automóviles que se van depreciando y acarcachando con el tiempo (que no es lo mismo pero van de la mano). Al contrario, lo que resulta por lo menos cuestionable es que es esquema de renta de automóvil le convenga a un asalariado (como mi amigo, que espero no lea este artículo). Porque cuando se hacen los cálculos aritméticos, resulta que comprar el automóvil a los 2 años no es financieramente rentable, y lo que conviene hacer (a eso quiere llevarte el modelo) es seguir rentando, y siempre traer un automóvil relativamente nuevo, alquilado. Es cierto que los carros nuevos son un gasto más bien emocional, que se deprecia abruptamente; por eso el clasemediero ahorrador, que ha renunciado al glamour, compra usado, para que la depreciación la pague otro. Pero al menos al comprar un auto tienes un activo; si celebras un contrato de leasing no tienes nada más que obligaciones.

No tengo los elementos para mostrar el perfil de arrendatario que están buscando las distribuidoras automotrices, pero aventuro que no es demasiado exigente, porque lo que quieren es hacer asequible a todos la ilusión del auto nuevo, sobre todo a aquellos que no han podido juntar ni para el enganche. Pero no solo ellos. En justicia, otras de las personas que me han comentado con entusiasmo esta nueva posibilidad de endeudamiento, son las mismas que, teniendo 200 mil pesos, deciden comprar un carro de 400 mil, “aprovechando” el crédito. Vayan con Dios.
En esas estaba cuando me llega a mi teléfono una promoción de “Ipad for life”. Y exactamente el mismo rollo descrito arriba, ahora lo ofrecen para este dispositivo electrónico. También hay planes para que rentes tu teléfono. Al final lo tienes que devolver en buenas condiciones para acceder a un reembolso simbólico, y ellos lo vuelvan a vender (se entiende).

No estoy criticando desde el pedestal; ayer caí en cuenta de que todos los documentos que he escrito los pasados 3 años, en un paquete de ofimática que por supuesto requiere suscripción anual, están almacenados en una nube, que impide el traslado masivo de carpetas a un disco duro. Hay que hacerlo uno por uno y con dos o tres pasos bastante molestos, para que decidas no hacerlo y seguir pagando. La tirada de las corporaciones, de todas, es que la gente viva de prestado. En todo, sin exagerar. A ti te regalo estas líneas, porque no he descubierto cómo rentarlas.


No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El INE y la UIF tras las huellas de Alito Columnas
2022-05-24 - 01:03
Reforma Electoral AMLO Columnas
2022-05-24 - 01:02
Ana Cecilia, Cuba y los conservadores Columnas
2022-05-24 - 01:02
Línea 13. Columnas
2022-05-24 - 00:59
INICIA LA DESTRUCCIÓN DEL IECM Columnas
2022-05-24 - 00:58
LAS CIFRAS DE HUMO Columnas
2022-05-24 - 00:57
La recesión económica que se viene Columnas
2022-05-24 - 00:56
Davos y el dilema globalizador Columnas
2022-05-24 - 00:55
Tiraditos Columnas
2022-05-23 - 00:15
Murat, kriptonita para el PRI Columnas
2022-05-23 - 00:14
México si tiene los médicos que necesita Columnas
2022-05-23 - 00:13
El joven Luis Donaldo Columnas
2022-05-23 - 00:12
Violencia y descomposición social Columnas
2022-05-23 - 00:12
+ -