facebook comscore
“Ilógico hasta el hartazgo”

“Ilógico hasta el hartazgo”

Columnas jueves 13 de agosto de 2020 - 00:22

Por Antonio Rodríguez
Los filmes debut de los directores son su carta de presentación, por más evidente que suene, esto llega a ser parteaguas a la hora de conseguir futuros proyectos cinematográficos. El debutante debe demostrar que conoce el lenguaje cinematográfico, que a pesar del presupuesto ínfimo logra puestas en escena dignas de reconocer, entre muchas otras cosas. Debuts impactantes en los anales del cine hay para aventar al cielo, digo, el mejor debut de un director joven e inexperto ha sido el de Orson Welles, y desde ahí, este hombre dejó la vara muy alta para futuros directores.
Lastimosamente Ride del debutante Jeremy Ungar no es uno de estos filmes dignos de reconocer y como un servicio a la comunidad, aconsejándole que busque algo más en Netflix para pasar el rato.
James es un conductor de una de estas aplicaciones tipo Uber. A falta de oportunidades como actor en Hollywood ha decidido ganar un poco de dinero siendo chofer en sus tiempos libres. Todos conocemos como funcionan estos servicios. Uno teclea su ubicación y su destino y de inmediato aparece el costo del viaje, por eso resulta tan ilógico cuando este decide aceptar un viaje que no marca un destino (¿se puede?) a un tipo que tiene pinta clara de ser un asesino en potencia llamado Bruno.
Bruno no tiene un destino definido y le pide que solo conduzca, ya que le dará 100 dólares de propina si decide ser su chofer. El primer destino es ir por un café y después ir a una de las zonas más peligrosas de Hollywood, en donde tal vez pueda quedarse a dormir con un amigo. James medianamente se niega pero otro billete de cien le hace cambiar de opinión. Una vez allí, ni los disparos que se escuchan, ni la sangre y nerviosismo de Bruno hacen pensar a James que su pasajero no es confiable y que debería dejarlo de inmediato.
La “amistad” de estos sigue, y Bruno le instiga a que busque a su pasajera anterior, con la cual James había hecho amistad para invitarla a pasar la noche con ellos, cosa que sucede sin miramientos, porque claro, que mejor que pasar la noche con un par de individuos que acabamos de conocer, ya que nunca se ha escuchado sobre un asesinato a manos de un chofer (espero que se entienda el sarcasmo).
Ride dura hora con veinte pero se hace eterna. Realmente tiene poco de rescatable. Es una película en donde hay tres asesinatos y nunca, en serio, nunca vemos una patrulla, no hay una sola acción lógica por parte de nuestros personajes y la epitome de esto en el final que más ilógico es ofensivo para el espectador que al igual que los personajes, es tratado como tonto.


Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de Coyoacán Columnas
2020-11-24 - 01:37
25N, violencia y mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:28
¡AMLO SALVAVIDAS DE  CIENFUEGOS! Columnas
2020-11-24 - 01:25
La tierra también es de las mujeres Columnas
2020-11-24 - 01:24
La defensoría de las audiencias Columnas
2020-11-24 - 01:22
LÍNEA13 Columnas
2020-11-24 - 01:07
+ -