facebook comscore
10 de mayo siglo XXI

10 de mayo siglo XXI

Columnas martes 11 de mayo de 2021 - 01:00

José Narro Céspedes

A mi madre

Como cada año, el 10 de mayo, todo México centra su atención en el festejo del Día de las Madres y le rinde pleitesía a la mujer dadora de vida. El amor se hace palabra, abrazo, canto, música, melancolía, recuerdo, agasajo y fiesta.

Todo esto acompañado de un gran despliegue mercadológico, donde restaurantes, flores, venta de electrodomésticos, celulares se unen al festejo para que nadie llegue con las manos vacías a manifestar su amor y respeto.

México ha erigido un ídolo totémico de la idea de la Madre, cargada de una serie de valores, obligaciones e ideas preconcebidas del Deber Ser que cada mujer debe cumplir al enfrentarse a la maternidad.

Una versión sobre la instauración del 10 de mayo dice que fue una reacción al movimiento feminista que se originaba en Yucatán. Desde 1922, el periódico Excelsior lanzó una campaña en respuesta a un grupo de mujeres que comenzaron a impulsar la planificación familiar. En medio de dicha “tormenta social”, los grupos conservadores del país fueron llamados a cerrar filas y a emprender una campaña nacional, a fin de instituir en México la celebración del día de las madres.

En los años cuarenta del siglo XX la figura de la madre es impulsada desde el cine, donde se le asocia al melodrama y al proyecto de nación moderno, patriarcal, posrevolucionario y capitalista, por lo que funcionó como vehículo de los valores relacionados con los estereotipos de la “buena madre”, relacionada con valores como la abnegación, el sacrificio y las capacidades de cuidar y de sanar; y de su contraparte, la “mala madre”, imagen vinculada a vicios supuestamente antinaturales y antipatrióticos como la incapacidad de atender a sus hijos o la tendencia a satisfacer sus propias necesidades antes que las de su descendencia.

Hoy, en la segunda década del siglo XXI, vivimos nuevas realidades de la feminidad, de las realidades de las mujeres y por consecuencia, de ser madre. Las mujeres han dado la lucha por la igualdad y por contar con los mismos derechos que los varones.

Las mujeres han cambiado, en muchos casos, su rol en la sociedad y por consecuencia, la maternidad ha cambiado con mujeres activas en diferentes esferas de la participación social. Las mujeres y muchas madres son trabajadoras, estudiantes, profesionistas, campesinas, políticas y tomadoras de decisiones en todos los niveles.

En muchas situaciones, el rol de la mujer ha rebasado el estereotipo de la “madre mexicana”, atrás quedaron las épocas en que una mujer sólo era mamá, se casaba o se emparejaba y quedaba embarazada de ese esposo o compañero y pasaba su vida al cuidado de los hijos cumpliendo abnegadamente su papel de sostén del hogar.

Ser mujer y/o madre en la actualidad no es fácil, muchas de las mujeres han incorporado a su identidad la dificultad de conjugar lo profesional, sus logros o el poder al mundo afectivo y familiar e incluso aquellas que lo consiguen pagan el precio de sentirse culpables, atormentadas, perseguidas, o rechazadas por lo que abandonan el cuidado de sus hijos o familiares.

Sin embargo, también existe otra realidad, en México, 17 de cada 100 nacimientos provienen de mujeres adolescentes menores de 20 años y la problemática se acentúa en estados como Chihuahua, Guerrero y Coahuila donde se registran por lo menos 19 nacimientos, de acuerdo con cifras del Censo 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Actualmente en México nos encontramos con diversas realidades de ser mamá. Todas ellas manifiestan la complejidad de la realidad social, donde ser mujer en nuestro país significa enfrentarse a un ambiente hostil, y es que desde el inicio de la cuarentena se ha observado un mayor número de llamadas procedentes al 911 para denunciar violencia doméstica, así como un aumento en las búsquedas en Google relacionadas con denuncias y la violencia en hogares.

Hoy miles de mujeres en México viven una lucha incansable por encontrar a sus hijas e hijos desaparecidos, por la verdad y la justicia, por un mejor país para todos. Este 10 de mayo nos recuerdan que la búsqueda no para.

Ser mujer y ser madre ha dejado de ser sinónimo. Las mujeres y muchos hombres hemos luchado por los derechos de las mujeres en todas las esferas de la sociedad. Derecho a vivir una vida libre de violencia, a disfrutar de educación y un trabajo fuera de casa con todos los derechos laborales de manera igualitaria al de los hombres; por sus derechos político-electorales; el derecho a disfrutar y decidir sobre su cuerpo y por el derecho de ser una madre por elección.

Queremos destruir los estereotipos y fortalecer una maternidad elegida, sana, informada, amorosa de mujeres plenas, felices que son parte de grupos familiares integrados, libre de violencia que pueda criar a mexicanas y mexicanos sanos física, psicológica y socialmente que harán de nuestra patria un mejor lugar para todas y todos.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El arte de la memoria Columnas
2021-06-21 - 01:00
Reflexiones de carretera Columnas
2021-06-21 - 01:00
Tiraditos - 21 junio 2021 Columnas
2021-06-21 - 01:00
La polarización y el PAN Columnas
2021-06-21 - 01:00
Línea 13 - 21 junio 2021 Columnas
2021-06-21 - 01:00
Tu voto contó Columnas
2021-06-21 - 01:00
Nuevo orden político en la CDMX Columnas
2021-06-21 - 01:00
No hay oposición Columnas
2021-06-21 - 01:00
Las Clases Medias Columnas
2021-06-18 - 01:00
El Congreso de la Ciudad de México Columnas
2021-06-18 - 01:00
Tiraditos - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
Línea 13 - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
¿Alguien ha visto a Florencia? Columnas
2021-06-18 - 01:00
Clase media y gobierno Columnas
2021-06-18 - 01:00
+ -