facebook comscore
50 aniversario del CCH

50 aniversario del CCH

Columnas lunes 12 de abril de 2021 - 07:07

El Colegio de Ciencias y Humanidades celebra este 12 de abril su primer cincuentenario en medio de un drama social que ha puesto al descubierto las fragilidades de los sistemas económicos, de salud y educativos a nivel mundial y nacional, trastocados por los efectos de la pandemia del Covid-19.

El proyecto del CCH se debe, en gran medida, a la imaginación y creatividad de don Pablo González Casanova, quien desde 1953, en un célebre artículo titulado “El problema del método en la reforma de la enseñanza” mostró las inconveniencias de la escuela tradicional, sustentada en la cátedra, el conocimiento enciclopédico, disciplinar y monotemático que se imponía a los jóvenes, sin que éstos pudieran objetar el orden establecido.

Contra ello, don Pablo propone fomentar la democracia escolar, con una participación más activa de los alumnos y el profesor, mediante el intercambio de ideas, opiniones y puntos de vista sobre el qué se enseña, qué se aprende y cuál es su utilidad, no sólo para los estudios posteriores sino para la vida práctica. Las posturas didácticas del doctor Casanova tienen cierta influencia del sistema educativo francés y, especialmente, del método de Célestin Freinet y también comparte la visión del brasileño Paulo Freire.

Cuando don Pablo González Casanova asumió la rectoría de la UNAM en 1970, creó el Consejo de la Nueva Universidad, cuya finalidad era preparar un diagnóstico que le permitiera transformar a la Máxima Casa de Estudios, mediante un proceso de “desclaustración”, descentralización y promoción de la interdisciplina, con lo cual se pretendía modificar, además, las relaciones de docencia y aprendizaje.

Quedó al frente de este Consejo el doctor Roger Díaz de Cossío, quién observa cómo en la década de los años sesenta aumenta la demanda de la educación media y superior, siendo incluso, la apertura de espacios educativos una de las exigencias del movimiento estudiantil del 68.

Ante ello, propone la ampliación de la matrícula y luego hace una síntesis de lo que será el germen del modelo educativo del CCH: “debemos hacer hincapié en que nuestros estudiantes dominen uno de los tres o cuatro instrumentos básicos que existen y que le sirven al hombre contemporáneo para examinar, analizar y transformar el mundo a su alrededor. Estos son: el lenguaje, las matemáticas, el método científico y el método histórico”.

Desde luego, la transformación de la Universidad en su conjunto no pudo lograrse en el breve rectorado de don Pablo debido al peso de la tradición, sin embargo, el Colegio de Ciencias y Humanidades sí prosperó, concebido como un motor de innovación dentro y fuera de la UNAM. El 26 de enero de 1971 el Consejo Universitario aprobó la creación del CCH y el 12 de abril del mismo año iniciaron sus clases los planteles Azcapotzalco, Naucalpan y Vallejo, todo ello gracias al empeño de don Pablo y a la comunidad fundadora, quienes hicieron posible esta gran utopía educativa nacional.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Resurgen Fraudes en Vivienda Columnas
2021-05-14 - 01:00
Línea 13 - 14 mayo 2021 Columnas
2021-05-14 - 01:00
El magisterio en su día Columnas
2021-05-14 - 01:00
Brecha educativa en la CDMX Columnas
2021-05-14 - 01:00
No más violencia política vs las mujeres Columnas
2021-05-14 - 01:00
Conservar o cambiar Columnas
2021-05-14 - 01:00
Si los niños votaran… Columnas
2021-05-13 - 01:00
Tiraditos - 13 mayo 2021 Columnas
2021-05-13 - 01:00
Archivos, derechos y democracia Columnas
2021-05-13 - 01:00
Quién sería el golpista Columnas
2021-05-13 - 01:00
Precedente judicial ¿Cómo construirlo? Columnas
2021-05-13 - 01:00
Nadie Columnas
2021-05-13 - 01:00
Problemas de primer mundo Columnas
2021-05-13 - 01:00
Todo por las vacunas Columnas
2021-05-13 - 01:00
+ -