facebook comscore
58% de la población no está de acuerdo en la encuesta de Morena

58% de la población no está de acuerdo en la encuesta de Morena

Columnas lunes 18 de octubre de 2021 -


Las irregularidades que han sucedido al recurrir al método de la encuesta en Morena— como mecanismo de selección son, hasta ahora, una situación que ha cosechado muchas dudas e incertidumbres que han sido motivo de injusticias, pero, también, de muchos reclamos de aquellos aspirantes que, de acuerdo con la lógica de su potencial, les ha tocado quedarse fuera sin justificación.

Muchos han alzado la voz ante las quejas de varios aspirantes que, en 2021, quedaron minimizados. Por supuesto que es imposible que frente a un espiral enorme de actores políticos que se inscriben se cumpla a cabalidad el método de la encuesta. Los más que han llegado a inscribirse en vísperas del proceso intermedio, fueron casi 40 hombres y mujeres.

Fueron multitud de expedientes los que Mario Delgado recibió a cientos de puestos de elección que estaban en disputa. De hecho, para probar que cada uno es medido y evaluado, es sumamente difícil de creer; está claro que no todos son beneficiados y muchos buscan figurar para tratar de negociar una declinación antes de que se aplique el “recurso”.

Así, pasó un hecho similar. Algunas entidades estuvieron sumamente polarizadas y la presión subió durante un periodo lo que provocó momentos de tensión.

No tengo duda que es muy atractiva la oferta del partido Morena donde, tanto militantes como simpatizantes del Movimiento, tienen derecho amplio a participar y que “sea el pueblo quien tome la decisión en sus manos”.

Quien quiera creer en los mecanismos está en todo su derecho, pero, lo cierto, es que ni siquiera son publicados ante la opinión pública.

Con un solo anuncio ungen al candidato sin mostrar, al menos en ese momento, alguna ponderación o gráfica sobre los parámetros o lineamientos de evaluación y conocimiento.
Al menos, esa ha sido la crónica de las candidaturas en 2021.

Eso detonó malestar y exacerbación. No hay ninguna prueba sólida de una metodología. Nada. Solo un anunció y ya; en conferencia de prensa se anunciaba en la sede del Comité Ejecutivo Nacional y, a partir de ahí, nada se podía hacer. Hay derecho de impugnar, pero la queja no prospera nunca.
Por ello, en teoría puede sonar democrático el proceso de elección por medio de la encuesta, sin embargo, ha sido una mala apuesta. Dejan en manos del Comité Nacional de Encuestas el asunto de muchas entidades y puestos de elección sumamente trascendentales, pero siguen insistiendo en esa dirección.

Hasta ahora, no está en los planes de Morena cambiar la dirección, pero, es un hecho, que el instrumento exige a través de la sociedad y de la clase política más transparencia. En efecto, un estudio de la casa encuestadora Polls publicado hace un par de días ratificó que hay mucha desconfianza en los métodos que utiliza el partido guinda.

Más del 58% no está de acuerdo en que la encuesta sea la única opción. La mayoría prefiere un recurso distinto que de mayor certidumbre para ayudar a tener más claridad y los perfiles con suficiente potencial que asegure el triunfo. Es cierto: Morena pasa por un momento inmejorable porque toman muy en cuenta la marca del partido que nutre el mismo Andrés Manuel López Obrador y, un aspecto fundamental, que radica en el desprestigio que acumuló la oposición.
Por ello, cuando se habla de reformar los mecanismos— es realizar un proceso de reconstrucción— de sus órganos internos, sobre todo de sus estatutos. La mayoría sabe perfectamente que, la encuesta, es incierta y arriesgada. Además de polarizar y dividir las posturas es, por mucho, un instrumento injusto e inmerecido que, hasta entonces, no ha dado ninguna señal de nitidez en la publicación de los resultados.

Los afectados fueron, en su momento, muchísimos. Conocemos muchos casos donde, honestamente, ha sido un verdadero estupor conocer la noticia. Nunca nos imaginamos, al menos no, ver a perfiles que inmerecidamente obtienen la candidatura porque suelen ser poco competentes o, simplemente, pareciera que fueron palomeados desde la sede Nacional de Morena.
Así. En los pocos años que tiene la expresión es cierto que ha crecido exponencialmente; muchos de ellos se deben al arrastre del presidente Obrador y a figuras que alimentan a la expresión que también son históricas; empero, Morena corre el riesgo de ser rehén de sus propios recursos. Dada la gran legitimidad que aún le falta al partido, el movimiento debe, a la brevedad, dar un giro y considerar un cambio urgente.

Viene la elección del 2022 y si no ponen atención en la mayoría de la población que desacredita la encuesta como recurso influyente y decisivo, corren el riesgo de caer en decadencia en poco tiempo, la voluntad lograría tener cauce desde otra forma; Morena puede sustituir ese mecanismo tradicional y ponderar un método primario que además de poner en igualdad de condiciones a los perfiles más fuertes termine, de una vez por todas, por legitimar la toma de decisiones con reglas del juego transparentes.


No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
EL GABACHO Columnas
2021-12-02 - 01:00
Las Sustancias Químicas Columnas
2021-12-02 - 01:00
La otra pandemia Columnas
2021-12-02 - 01:00
Inquietudes constitucionales. Columnas
2021-12-02 - 01:00
NO SE HA PODIDO GANAR LA GUERRA Columnas
2021-12-02 - 01:00
BEISBOL DE ESTUFA EN MLB Columnas
2021-12-02 - 01:00
Línea 13 - 2 diciembre Columnas
2021-12-02 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-12-02 - 01:00
Línea 13 - 1 de diciembre Columnas
2021-12-01 - 07:13
Pemex, IFT, Vales y Topolobampo; lo que viene Columnas
2021-12-01 - 01:00
Reserva energética Columnas
2021-12-01 - 01:00
Las líneas rojas de Putin Columnas
2021-12-01 - 01:00
El poder de la mayoría en Morena Columnas
2021-12-01 - 01:00
+ -