facebook comscore
Advierten sobre uso de productos contra Covid

Advierten sobre uso de productos contra Covid

Nación lunes 03 de agosto de 2020 - 01:02

Luis Carlos Rodríguez González
Decidí probarlo después de una reunión reciente, en la cual estuvimos aproximadamente 25 personas, todas, excepto mi familia, resultaron contagiados por diversos síntomas que identifican al Covid. Mi familia y yo no presentamos síntomas ni molestias, como el resto de compañeros, además nos sentimos con energía renovada”, reseña una compradora de la plataforma Mercado Libre acerca de las gotas de dióxido de cloro.
Es uno de los muchos “productos milagros” que se promocionan en redes sociales como supuestas curas al Covid-19 y que pueden tener graves riesgos a la salud y vida de quienes lo consumen. De hecho, el dióxido de cloro se utiliza para desinfectar albercas. Otra de estas sustancias “milagro” que se ofertan son las “gotas de partículas de nanomoléculas” de cítricos que usan y recomiendan diversos funcionarios federales.
Carlos Rius Alonso, académico del Departamento de Química Orgánica de la Facultad de Química, dijo a Contra Réplica que, el dióxido de cloro comercializado como sustancia milagrosa de forma preventiva, para evitar contagios contra este virus es riesgoso porque, a largo plazo, “estoy bajando mi sistema inmunológico y por la tanto soy más susceptible a una infección”.
Reconoció que la gente está desesperada al no haber aún una vacuna o una cura contra el Covid-19 y es por eso que están recurriendo a este tipo de “productos milagro” que se ofertan en diversos lugares y que se promocionan de voz en voz, pero que no tienen ningún protocolo científico de su eficacia, ni están autorizados en ningún país o en México cómo medicamentos.
Expuso que consumir esta sustancia provoca efectos adversos a la salud, como cambios en la actividad eléctrica del corazón, que puede llevar a ritmos cardíacos anormales, así como baja presión arterial; insuficiencia hepática aguda, vómitos y diarreas severas; lo cual dependerá de la cantidad ingerida.
Lamentó que en redes sociales se este extendiendo su comercialización con argumentos falsos de que hay estudios científicos desde la década de los 80´s que respaldan su uso contra bacterias y virus. “Es un gran negocio de mentiras, ya que el galón de esta sustancia que se usa para desinfectar albercas, en la industria papelera y del vestido, no cuesta más de 60 pesos y quienes lucran con la salud y vida al venderlo como medicina lo ofertan entre 300 y 700 pesos la botella de 100 mililitros”.
Rius Alonso, indicó que si se toma un cultivo del Covid-19 y se le añade el producto, en efecto, se van a destruir, porque se agrega un fuerte agente oxidante, pero es diferente hacerlo in vitro, es decir, en un ambiente controlado, que en seres vivos, porque elimina células, bacterias buenas y malas, todos los virus, daña el organismo e incluso en cantidades mayores puede derivar en la muerte.
Explicó que el dióxido de cloro es un gas inestable y lo que venden es una solución de clorito de sodio con un ácido ya sea clorhídrico, cítrico, láctico o cualquier otro. Y es comercializado como dos soluciones, por un lado, de ácido clorhídrico al 3 por ciento y, por otro, una solución de clorito de sodio disuelto en agua al 25 por ciento; al mezclarse ambos, se forma el dióxido de cloro.
El investigador de la Facultad de Química de la UNAM expuso que este “producto milagro” lo recomiendan ingerirlo con agua, pero con ello se eliminan bacterias del esófago, y al ser un fuerte agente oxidante, destruye células del organismo, pero no al virus.
“En gotas por las fosas nasales destruye al coronavirus, a las bacterias buenas y malas, células de nuestro organismo. Acaba con las defensas de la mucosa nasal y voy a ser más susceptible a este virus”.
En abril pasado, recordó, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) alertó, en un comunicado de prensa, sobre los efectos adversos en la salud de las personas que consumen dióxido de cloro.
Cuestionado sobre las llamadas gotas de nanomoléculas de cítricos que utilizan funcionarios federales como la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y algunos gobernadores, dijo que es un producto de investigadores del Tec de Monterrey a partir del dióxido de titanio, un agente que se utiliza para elaborar pinturas y se encontró que al combinarlo con algunos aceites esenciales cítricos puede controlar algunos tipos de bacterias.
“Se desarrolló para el tema de pinturas repelentes a las bacterias, para limpiar superficies, pero no para no tomarlo por las personas, no funciona porque entra por el estómago y no protege la tráquea o los pulmones, además de que al entrar al cuerpo no hay luz solar y no se pueden activar las partículas del dióxido de titanio. Es producto más inocuo, es como si me comiera una cáscara de limón, no hace daño, pero tampoco sirve”, concluyó

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -