facebook comscore
Argentina del “Barrilete”, es irrepetible

Argentina del “Barrilete”, es irrepetible

Columnas lunes 22 de junio de 2020 - 03:31

Hace 34 años, Argentina ganó la Copa del Mundo de México 1986, la segunda en sus vitrinas desde 1978, y desde entonces, la grandeza que Diego Armando Maradona derrochó en suelo azteca junto a sus compañeros, no se ha vuelto a repetir, ni siquiera en la era de Lionel Messi.

“Barrilete Cósmico”, es como el cronista argentino Víctor Hugo Morales, llamó a Maradona cuando narró el “Gol del Siglo”, una pincelada de arte futbolera que el “Pelusa” mostró en un Estadio Azteca repleto con 115 mil espectadores, esto después de burlar a siete ingleses, incluido el portero Peter Shilton en los cuartos de final del torneo, pues esta hazaña, adelantada a su época, tocó las fibras más sensibles de emoción en millones de aficionados argentinos y del resto del mundo.

"El plantel de 1986 lo era todo. El equipo que hicimos, que construimos en el predio de América fue maravilloso. Fue algo que lamentablemente no se va a volver a repetir. Le pediría a Dios que lo repita, pero es muy difícil", dijo Maradona al Diario Olé, de Argentina hace cuatro años y vaya que tiene razón.

En el futbol, el talento individual y las hazañas en solitario, sobre todo cuando vienen de algún astro de este deporte, refuerzan el tema colectivo, algo que en los tiempo del “Pelusa”, se sabía equilibrar. Actualmente, se manifiesta un efecto contrario, es decir, los equipos –en ocasiones- quieren depender de la brillantez de un genio de la pelota y para eso puedo ejemplificar con el mismísimo Messi, que a la sombra de Maradona, tal parece que siempre debe cargar con la “albiceleste”.

Argentina no ha vuelto a ser campeona del mundo desde 1986, un certamen que convirtió a México en el primer país en celebrar dos veces una Copa del Mundo, y gracias a eso, nació la frase: “Como México no hay dos” y tal como Maradona hoy es consiente, tampoco hay dos equipos como el que comandó junto a Jorge Valdano, Jorge Burruchaga, Óscar Ruggeri, entre otros.

"Tener tantos hombres que quieran la pelota, tantos hombres que se la jugaran por una camiseta. No quiero comparar a nadie con nadie. Ante el equipo del 86 hay que sacarse el sombrero por la calidad humana”, se lee en el escrito en donde Maradona afirma que aquella fue el mejor combinado albiceleste que jamás pudo existir. ¿Alguna duda de esto? Yo creo que no, pues ni figuras como Masherano, Di María, Agüero, o el propio Messi, han dado un título a la tan observada Argentina; incluso, hablar de un tal Gabriel Batistuta, que son palabra mayores, lo pudo hacer.

Lo cierto es que sin este Mundial, Maradona no sería lo que hoy le conocemos en cuanto a su grandeza, gracias a dos goles de antología. El cielo y el Infierno del “Diego”, pues una artimaña impulsada por su imagen, es decir, la “Mano de Dios”, que clavó a Peter Shilton en los cuartos de final ante Inglaterra y en las nubes, con el “Gol del Siglo”, el regate más glorioso de la historia en ese mismo partido en el que sembró a medio equipo rival.




Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-08-14 - 01:14
Feminismo, un tema inconcluso Columnas
2020-08-14 - 00:56
El proceso electoral en la CDMX Columnas
2020-08-14 - 00:51
La vacuna Columnas
2020-08-14 - 00:50
Teorías de conspiración y la vacuna Columnas
2020-08-14 - 00:47
+ -