facebook comscore
Ataque y respuesta

Ataque y respuesta

Columnas viernes 04 de septiembre de 2020 - 01:12

Por Pepe Delgado

El pasado 13 agosto, aproximadamente a las 23:30, dos sujetos, de no más de 20 años, intentaron asaltar a Tonatihu, trataron de despojarlo de su vehículo, Chevrolet Cavalier, con lujo de violencia, le propiciaron “13 piquetes” con arma punzocortante, en diferentes partes del cuerpo, necesitando ser operado de emergencia el 14 de agosto.

Pero su calvario no terminó ahí. Sus padres se trasladaron al Ministerio Público de Tlalnepantla a preguntar en dónde se encontraba el vehículo para recuperarlo, lo alcanzaron a ver pero, tuvo que ser trasladado a un corralón.
“No nos quisieron decir a cuál, hasta que no se acreditara la propiedad, situación que se realizó pero hasta el momento los licenciados del MP de Tlalnepantla no ha querido dar ningún dato del vehículo a pesar de que se han presentado en las fechas y horarios que ellos designan y cada espera ha sido superior a las cuatro horas”, nos comentó la víctima.
En una de las visitas realizadas nuevamente por los familiares de la víctima a las instalaciones judiciales de Tlalnepantla, se les acercó un extraño solicitando tres mil pesos para sacar el vehículo.
“Hemos presentado todos los documentos del vehículo y copias que nos ha pedido el MP de Tlalnepantla y aún así se han negado a decirnos dónde está el vehículo muchos menos nos dan una información clara y precisa. Es por eso que solicitamos al Presidente Municipal del gobierno de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz, su valiosa intervención”, demandó el afectado

VENTANAL
Hasta el 22 de agosto, la Penitenciaria de Santa Martha Acatitla había reportado 185 casos de contagio por Covid-19, entre internos y custodios, de los cuales 12 perdieron la vida de acuerdo con reportes de ese penal.
La mayoría de las personas que murieron, padecían enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y obesidad.
Durante la semana pasada, dejaron de reportarse casos positivos por coronavirus en ese centro penitenciario, siendo el primer penal de la Ciudad de México libre de contagios hasta el momento.
Desde que llegó el virus a la Penitenciaría, las autoridades de este centro ordenaron medidas extremas de sanidad y uso obligatorio de cubrebocas y gogles, además de caretas de protección, tanto para funcionarios como para internos.
Funcionarios de este penal señalaron que el Sistema Penitenciario proporcionó tres juegos de cubrebocas lavables, mientras que el resto de los aditamentos de protección eran proporcionados por los familiares de los internos, y en el caso de los trabajadores, ellos mismos se los compraban.
La orden, señalaron las fuentes, fue que se cumplieran al máximo los protocolos de emergencia sanitaria y eso ha generado que los contagios desaparezcan, una acción interna que ha funcionado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -