facebook comscore
Banquillo de los acusados

Banquillo de los acusados

Columnas miércoles 22 de abril de 2020 - 01:16

Alejandro Irarragorri terminó de meterse el solo al ojo de huracán al publicar el pasado viernes una carta exponiendo sus inquietudes y formas de pensar tras la polémica por la desaparición del Ascenso por los próximos cinco años. Para muchos, su voto a favor de esta medida, así como su labor como impulsor de esta toma de decisiones al interior de la FMF lo han convertido en el gran villano de esta historia.

El directivo de Orlegi Sports desenvainó la espada y además de dar razones dignas de análisis, no dudó en ir de frente ante quienes lo han acusado, así como a aquellos a los que él mismo señala como responsables de una división evidente al interior de la junta de dueños de la primera división.

Nunca mencionó su apellido, pero tal parece que el conflicto de intereses con Jesús Martínez es evidente, y de ahí para abajo, hay que empezar a identificar bien quiénes están de cada bando, cosa que se puede percibir por los votos que recibió la propuesta de eliminar el descenso, así sabremos quién se fue para un lado y quién para el otro.

Irarragorri acusa a Martínez de velar por sus propios intereses y de estar arrastrando tras de sí rencillas más antiguas entre los dueños. La anterior de estas, citada en el comunicado, aquella que derivó en tremendo pleito por los derechos de transmisión de la Selección Mexicana hace unos meses, los cuales fueron renegociados para finalizar en posesión de las mismas televisoras que lo han tenido desde hace años, contrario al deseo del presidente del Grupo Pachuca.

Si algo hemos aprendido con los años, es a no tomar partido de ninguno de los dos lados de la moneda cuando de una guerra con tantos intereses se trata. No podría comprarle el 100% de sus discursos ni a Irarragorri ni a Martínez, cada uno en su lado de la trinchera.

Ambos son parte de la multipropiedad que reina en la asamblea, cada vez más lejos de desaparecer (más aún con una crisis económica que difícilmente atraerá nuevos dueños al futbol mexicano en muchos años). De hecho, tanto Orlegi como Grupo Pachuca tenían equipos en el Ascenso, cosa que haría entender la postura del dueño de Mineros y no así del propietario de Tampico Madero.

Irarragorri deja claro que la MLS se ha convertido en el vecino rico al que admiramos por tener finanzas sanas y un producto atractivo (ojo, para su público, no a nivel internacional) al que los dueños quieren imitar, o unirse para tomar su rebanada del pastel. Deja muchas dudas su insistente propuesta de formar una Liga Norteamericana, como se ha venido rumoreando.
Me parece mala idea desaparecer el Ascenso, pero también admito que era una división olvidada y con severos problemas para salir a flote económicamente. Y como casi todo en la vida, se necesita el dinero para que venga lo demás, incluyendo el crecimiento deportivo. Duele mucho aceptarlo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Estamos unidos mexicanos? Columnas
2020-06-05 - 01:25
Violencia política, partidos y tribunal Columnas
2020-06-05 - 00:59
Ni los médicos creen en cifras oficiales Columnas
2020-06-05 - 00:56
Salgamos del virreinato Columnas
2020-06-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-06-05 - 00:46
+ -