facebook comscore
Bob Ross: Accidentes felices, traiciones y avaricias

Bob Ross: Accidentes felices, traiciones y avaricias

Columnas jueves 02 de septiembre de 2021 -

Antonio Rodríguez

Algo fascinante había en él. Era extraño el encanto que desencadenaba; su show de televisión duraba treinta minutos y durante ese tiempo, el hombre de cabello afro, se dedicaba a pintar paisajes, “paisajes felices”. Y la gente lo miraba, los niños lo mirábamos, ver a un hombre transformar un lienzo blanco en un hermoso paisaje, desde la nada, resultaba extrañamente gratificante.

Llegando directo a Netflix, el director Joshua Rofé le da voz al hombre de los “Happy Accidents”, el que durante mucho tiempo permaneció como un misterio, por lo menos para quienes conocíamos a Bob Ross desde los canales culturales de este país, mostrando en su documental imágenes de archivo, fotografías y entrevistas con miembros de su familia, miembros de su cast de producción, pero quedando muchos fuera de las cámaras, los cuales alegan tener miedo a repercusiones legales por partes de otros grandes ausentes: la familia Kowalski, quienes fueran sus socios y productores y los ahora dueños de la marca Bob Ross inc.

Durante la hora y media de metraje se nos muestra la juventud como militar en Alaska, su llegada a la televisión, su matrimonio, y curiosidades como por qué se impuso el reto de pintar sin cortes frente a la cámara al igual que el adoptar una personalidad calmada revestida de una voz parsimoniosa y delicada, ante las cámaras, siendo este uno de los detalles más lógicos de su éxito, pero que poca gente sabia.

Es en la recta final del documental en donde las cosas se ponen bastante turbias: El nombre de Bob Ross se había convertido en una marca millonaria, se habían creado escuelas con profesores supuestamente certificados por Ross, la marca de sus pinturas eran de uso obligatorio para sus estudiantes o el acoso de la familia kowalski en contra de los hijos de Ross, incluso los rumores de que muchas de las pinturas vendidas habían sido falsificaciones, todo esto después del fallecimiento del artista, el cual se intentó ocultar para seguir generando ventas.

El húmedo sobre húmedo es una técnica específica en el arte de pintar; requiere materiales y pinturas especiales, pero sobre todo un disolvente en específico; la sensación de que esa misma técnica y materiales fueron fatídica para Ross, es una sensación que se queda hasta el final del metraje.

El documental no brilla por su manejo de cámara, resulta bastante estándar en su formato de entrevistas, esto no es propiamente negativo ya que resulta, de alguna manera, en un homenaje a Ross; nos lleva a la nostalgia, después al gozo y después a la indignación, la misma que sienten los amigos e hijos de Bob, los cuales por cierto siguen sin ver un centavo de las regalías del trabajo heredado por su padre.


No te pierdas la noticias más relevantes en instagram

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El PRI o lo que un día fue no será Columnas
2021-09-15 - 10:55
Tiraditos - 15 septiembre 2021 Columnas
2021-09-15 - 01:00
Televisa, los astros se alinean Columnas
2021-09-15 - 01:00
Elecciones Parlamentarias en Rusia Columnas
2021-09-15 - 01:00
Cobrar o no cobrar Columnas
2021-09-15 - 01:00
Niñas y niños huerfanos por feminicidio Columnas
2021-09-15 - 01:00
Más presupuesto para educación Columnas
2021-09-15 - 01:00
Tercer informe Columnas
2021-09-15 - 01:00
¿Se va la ultraderecha del PAN? Columnas
2021-09-15 - 01:00
La participación internacional de México Columnas
2021-09-15 - 01:00
Tren LMB. última parada Columnas
2021-09-14 - 01:00
El inicio de la LXV Legislatura Columnas
2021-09-14 - 01:00
+ -