facebook comscore
Crimen, periodismo e impunidad

Crimen, periodismo e impunidad

Columnas viernes 05 de noviembre de 2021 -

A pocas horas de que la ONU conmemorara en el mundo el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, dos arteros asesinatos de comunicadores cimbraron al gremio ante la vulnerabilidad que hay para realizar el ejercicio profesional de informar.

La UNESCO reconoce que en tres lustros fueron sacrificados mil doscientos trabajadores de los medios de comunicación, y en el presente año suman 62. En México, de 2019 a la fecha han acribillado a cincuenta periodistas. Las cifras en el orbe y en nuestro país tienen un común denominador: el 90 por ciento de los casos quedan impunes.

Para muchas organizaciones de informadores como La Sociedad Interamericana de Prensa, Reporteros Sin Frontera y Artículo 19, entre otras, aquí es el lugar más peligroso para cumplir con la labor de comunicar, incluso igual o peor que en naciones en conflictos bélicos, con guerras civiles o inestabilidad política. Difícil comprobar esa realidad, pero es consuelo de tontos suponer que otros están peor. Dos cosas deben, más que preocupar, ocupar al gobierno y a la sociedad, una es garantizar el ambiente propicio para que se ejerza libremente el periodismo y crear mecanismos eficientes de prevención de agresiones y que cuando estas se lleven a cabo, no queden impunes.

La Secretaría de Gobernación hizo un llamado a los integrantes del Comité del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para reformar y eficientar dicha instancia, en virtud de que “no se ha podido remontar los niveles de impunidad en las agresiones”. La misma SEGOB reconoce una impunidad del 90 por ciento.

Las Naciones Unidas tienen identificados como móviles de los atentados las investigaciones que hacen los reporteros sobre corrupción, la trata de personas, las violaciones a los derechos humanos o temas sobre el medio ambiente. En México no es distinto el origen de las agresiones, ya que en la mayoría de los casos aparecen como responsables el crimen organizado y autoridades locales.

Organismos internacionales atribuyen la impunidad en los delitos contra comunicadores a la corrupción que hay en las policías, los ministerios públicos y en todo el sistema judicial, la insuficiencia de recursos humanos y financieros en las estructuras indagatorias de gobierno, la poca transparencia en los procesos de investigación, la falta de conocimientos, capacitación y especialización de los servidores públicos que atienden estos casos como ilícitos comunes y no por la naturaleza del ejercicio de una profesión.
Mientras no se corrijan esas deficiencias, no se podrá reducir la violencia e impunidad en estos crímenes, que no únicamente son los homicidios dolosos, sino las amenazas, las intimidaciones, el acoso, las agresiones a familiares, el secuestro, la tortura, la persecución o los encarcelamientos injustos. Esta presión a los informadores, antes de llegar al asesinato, provoca lo que los analistas de la UNESCO llaman las zonas de silencio, es decir, la delincuencia crea tal clima de miedo entre los profesionales de la comunicación que los obliga a la autocensura e impide el libre manejo de la información, la expresión auténtica de las opiniones o las ideas.

Las altas tasas de impunidad evocan el artero crimen del columnista Manuel Buendía hace casi cuarenta años y todavía hay dudas sobre su esclarecimiento y la falta de autores intelectuales en la cárcel, o el asesinato con tintes de narcopolítica de Héctor Félix Miranda, “El gato Félix”, periodista de la revista Zeta de Tijuana, cuyo perpetrador sigue impune desde hace tres décadas.

La función social del periodismo debe estar garantizada por el Estado mismo, ya que una sociedad bien informada es señal de una democracia sana. Los atentados contra los comunicadores son agresiones a la colectividad, a la paz pública y a la convivencia pacífica.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Política toxica Columnas
2021-12-03 - 01:00
Presidencialismo o Parlamentarismo Columnas
2021-12-03 - 01:00
El Consejo de la Judicatura de la CDMX Columnas
2021-12-03 - 01:00
La inseguridad a medio camino Columnas
2021-12-03 - 01:00
La militarización de las aduanas Columnas
2021-12-03 - 01:00
TIRADITOS - 3 de diciembre Columnas
2021-12-03 - 01:00
Línea - 13 - 3 de diciembre Columnas
2021-12-03 - 01:00
ACTUALIZAR SEMBLANZA Columnas
2021-12-02 - 01:00
EL GABACHO Columnas
2021-12-02 - 01:00
Las Sustancias Químicas Columnas
2021-12-02 - 01:00
La otra pandemia Columnas
2021-12-02 - 01:00
Inquietudes constitucionales. Columnas
2021-12-02 - 01:00
NO SE HA PODIDO GANAR LA GUERRA Columnas
2021-12-02 - 01:00
BEISBOL DE ESTUFA EN MLB Columnas
2021-12-02 - 01:00
Línea 13 - 2 diciembre Columnas
2021-12-02 - 01:00
+ -