facebook comscore
De héroes, política y reforma eléctrica

De héroes, política y reforma eléctrica

Columnas miércoles 20 de abril de 2022 -

Después de una lucha dolorosa por la democracia en México, con muertos, desaparecidos, perseguidos, encarcelados, fraudes electorales, la izquierda que nació marginal y enfrentó todas las artimañas para desaparecerla sobrevivió, creció y después de insertarse en el imaginario colectivo, empezó a acumular victorias que, con los años, con los kilómetros caminados, con la siembra de ideas y utopías, en 2018 logró una victoria incuestionable para, por primera vez, convertirse en la fuerza social que construyó una presidencia que la derecha nunca imaginó que pasaría.

La izquierda avanzó a la sombra de la riqueza y el poder de los partidos de la derecha. PRI y PAN diseñaron un país para enriquecer a unos pocos en detrimento de la mayoría. El poder también se polarizó, mientras la izquierda crecía poco a poco, voto a voto, conciencia a conciencia.

Los hombres y mujeres que mantuvieron con vida a las fuerzas de izquierda impulsaron el conocimiento social y el estudio. Las letras y el compromiso por construir un mejor país eran sinónimos. Ser hombre y mujer de izquierda era una invitación al debate, a la confrontación de ideas.

Hoy, la izquierda que llegó al poder pareciera, es una izquierda de slogan, de vítores que acalla, con su mayoría a quien se atreve a disentir. La izquierda electoral simplifica el discurso para llenarlo de adjetivos que a base de repetición pierden el sentido. Patria, traición, pueblo son categorías difíciles de definir que se usan sin entender demasiado bien el significado.

Estas palabras, convertidas en adjetivos son tan maleables que se pueden usar por la derecha y la izquierda, describiendo realidades diferentes. Siempre sirven para que el orador sienta que está en el torreón del Castillo de Chapultepec y emula el mito de Juan Escutia. El problema es que el heroísmo sólo aparece cuando no existen más opciones y todo está perdido. El espacio del héroe es el espacio de las acciones límites y muchas veces absurdas, como la del cadete nayarita en la batalla de Chapultepec.

Salvar la patria es un acto heroico y es, por definición un acto dicotómico que no acepta negociación, ni establecimiento de diálogo. El heroísmo destruye la política y vacía el discurso. Todo es dicotómico Patria y traición, corrupción y honradez, pueblo y enemigos del pueblo, ricos y pobres.

Vaciamos el discurso con la repetición slogans y consignas.

No se malentienda, estoy con Andrés Manuel López Obrador, pero no con el dogma que quieren crear alrededor. Desconfío de los que aman y siguen a ciegas, creo que por definición mienten. Mienten porque siempre podemos estar en desacuerdo, enojados, distraídos o con ganas de decir que no, sólo por molestar.

Imagine o recuerde a alguien que ame y piense si siempre ha estado de acuerdo con ella, él o elle. No sienta culpa (o véalo en terapia), pero usted sabe que alguna vez deseó que no estuviera. Pero aún con esto, sabemos que daríamos la vida por tenerles delante.

El amor y el odio absoluto, y la lealtad y la traición absolutas no existen, son asunto de coyuntura. No más. Tenemos que ganar los debates, tenemos que ganar los espacios políticos. Teníamos razón con la reforma eléctrica, pero preferimos el heroísmo de ganar el amor de Andrés Manuel López Obrador y dejar la política de lado.

Es verdad (y es motivo de orgullo) no hubo moches, pero tampoco hubo diálogo. Teníamos razón en la propuesta para detener el poder de la empresa privada que nunca beneficiarán a la sociedad, porque no pueden por su carga genética, ellos buscan la generación del plusvalor (desempolve su tomo de El Capital o lea Marx para principiantes) y el trabajo social nunca será un buen negocio.

¿Con cuanta energía gratuita apoyaron las grandes empresas a las y los mexicanos en el tiempo más difícil de la pandemia por Covid?

Teníamos la razón, pero lo dejamos de lado porque somos mayoría y la historia (nos gusta pensar) es nuestra y perdimos la elección por la energía eléctrica y si no nos damos cuenta de que el heroísmo no es el camino, podría ser que nuestra soberbia convierta el 2018 en sólo historia.



No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
AMLO: Reforma Electoral Columnas
2022-05-26 - 00:11
Empresario villano y favorito Columnas
2022-05-26 - 00:10
Jerarquía vs. Primacía Columnas
2022-05-26 - 00:10
Necesitamos policías y militares de Estado Columnas
2022-05-26 - 00:08
– El Dinosaurio – Columnas
2022-05-26 - 00:08
Línea 13. Columnas
2022-05-26 - 00:07
Biden y sus enredos Columnas
2022-05-26 - 00:04
Proyecto de nación 2024-2030 Columnas
2022-05-26 - 01:00
SEMANA CON VIENTOS DEL NORTE Columnas
2022-05-25 - 00:11
Tiraditos Columnas
2022-05-25 - 00:09
Embrollo hídrico Columnas
2022-05-25 - 00:08
¿Adiós a los OPLES? Columnas
2022-05-25 - 00:08
Por una educación que nos una a todos Columnas
2022-05-25 - 00:07
+ -