facebook comscore
De la O ganó la última silla

De la O ganó la última silla

Columnas martes 28 de septiembre de 2021 -

Por GUADALUPE ROMERO

Ya se escuchan los villancicos y el baile de las sillas continúa. Desde mayo pasado el Gobierno federal anunció que el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, dejaría su encomienda sin posibilidad de renovación, y la primera semana de junio el jefe del Ejecutivo anunció la nominación del entonces titular de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez para ocupar el lugar al frente del banco central.

En esos días, Herrera declaró que cuando concluyera dos compromisos internacionales asumiría el cargo que le confió el Presidente; incluso se dijo que el todavía gobernador del Banxico terminaría antes del 31 de diciembre próximo, cuando concluye oficialmente su periodo en la silla principal de la Junta de Gobierno. Pues ni una cosa ni la otra, los tiempos misteriosos de la vida aún están por escribirse.

Lo que se provocó es que Rogelio Ramírez de la O fuera nombrado de inmediato secretario de Hacienda para continuar con las sumas y restas que fundamentan los criterios del Paquete Económico 2022 que deberá aprobarse y dar continuidad al plan del Gobierno federal, donde tres son las prioridades: la política social, las Fuerzas Armadas y los proyectos insignia de esta administración.

En tanto, el capital humano, los equipos de estos funcionarios permanecen jugando a “las sillas”, pues aún desconocen su futuro. En el área de Comunicación Social de Hacienda ya pararon la música y solo uno alcanzó a sentarse, el resto salieron del juego. Agradecimos ya a Julieta Brambila y a Lizbeth Mendoza sus atenciones para con la prensa especializada.

En el Banxico la música aún se escucha porque la llegada de Herrera Gutiérrez está en pausa.

Prefieren mecedora alta

El mantel se quedó puesto en el Congreso. Estaba todo listo para recibir a Herrera Gutiérrez y los legisladores, el 19 de agosto, en voz de Kenia López Rabadán, presidenta de la Tercera Comisión de Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas (¡cuánta responsabilidad!), suspendieron la comparecencia en la que se conocería el plan de trabajo del nuevo miembro de la Junta de Gobierno y próximo gobernador del Banxico.

Las explicaciones aún no llegan, y menos la nueva fecha para la presentación del ex secretario ante el Congreso.

Nada para nadie y todos siguen dando vueltas al compás del juego de “las sillas” con la firme intención de quedarse con una. Hasta hoy y en la víspera del próximo anuncio de Política Monetaria de este jueves, cuando el grueso de los analistas anticipa se aumente la tasa de interés referencial 25 puntos base, en el directorio y organigrama del banco central aún ocupa la cabecera de la mesa Díaz de León.

Menuda complicación hay para los objetivos del Banxico de controlar la inflación. Nada fáciles han resultado los registros en las últimas quincenas dentro del Índice de Precios al Consumidor, que por lo pronto cerró en las dos primeras semanas de septiembre, de manera consecutiva, al alza, para alcanzar el 5.87%.

Desde 2002 el objetivo del banco central es que el país alcance una inflación anual de 3% con un intervalo de más-menos 1%. Sin palabras, segura estoy que para ustedes y yo, que compramos alimentos, productos y servicios, son innecesarias las explicaciones, cada vez nos alcanza para menos.

Está claro también que el costo del dinero se eleva tanto el volumen de la música para que continúe la ronda en el juego de “las sillas”. En la anterior minuta de política monetaria, el pasado 12 de agosto, la tasa de interés de referencia quedó en 4.50%, y votaron a favor de eso Alejandro Díaz de León Carrillo, Irene Espinosa Cantellano y Jonathan Heath. Por lo contrario, por mantener la referencia en 4.25% se inclinaron Galia Borja Gómez y Gerardo Esquivel Hernández.

Se espera para este jueves una votación similar y una tasa al alza que llegue a 5.75%, pues la presión inflacionaria es grande.

Dinero caro, lo bueno y lo malo

El peso de la autoridad monetaria, del autónomo Banco de México, por Ley aunque amenazada por el cambio, determina las condiciones de circulación del dinero en nuestra economía e influye en el comportamiento de la tasa de interés de corto plazo del sistema financiero del país.

A escala internacional se sabe que la mejor contribución que la política monetaria puede hacer para fomentar el crecimiento económico sostenido es procurando la estabilidad de precios. Por tanto, en años recientes muchos países, incluyendo a México, han reorientado los objetivos de la política monetaria de forma que la prioridad del banco central sea el procurar la estabilidad de precios; es decir, el control de la inflación.

Sin olvidar que el Banxico carece de control directo sobre los precios, estos se determinan como resultado de la oferta y demanda. Los bancos centrales conducen su política monetaria para proporcionar liquidez de dinero. Es decir, el Banxico buscan controlar la oferta monetaria, por un lado, evitando crear excesos de dinero y, por el otro, fijando una tasa de interés de referencia que ejerza un efecto sobre el resto de las tasas de interés del mercado.

Y que se escuche un redoble… La tasa de referencia es la variable económica que indica el precio del dinero, es decir, el costo que representa tener dinero en préstamo, crédito u otras obligaciones fiscales.

En otras palabras, es cuando el Banco de México indica qué tan cara es la posesión del dinero y con regularidad si la inflación sube se necesitas más dinero para comprar lo mismo que antes. Y como resultado, una ecuación sencilla: A mayor tasa de interés, el dinero se vuelve más caro y al reducirla se plantea fomentar el consumo porque el dinero se vuelve más barato (pasa la primera situación aquí y ahora, la segunda es el objetivo que no alcanzamos).

Ni malo ni bueno, todo lo contrario

Además debemos tomar en cuenta que la tasa de interés de referencia es lo que el Banco de México paga a los inversionistas por invertir en los instrumentos de deuda gubernamentales, como Cetes, Bonos y UDIBonos (los famosos papeles de inversión que en los últimos meses han salido en millones).

Los analistas de Actinver explican que en un escenario en el que bajan las tasas de interés de referencia, se propicia el crecimiento de la economía pues los créditos son más baratos y la gente, por consiguiente, consume más; sin embargo, las inversiones relacionadas a la deuda gubernamental comienzan a disminuir en su rendimiento.

En un escenario en el que la tasa de interés de referencia es muy alta, la gente pensará dos veces antes de consumir cualquier producto, pero al mismo tiempo atraerá a los inversionistas debido a que los rendimientos serán mejores.

Lo ideal, dice los especialistas de Actinver, es que la tasa de interés de referencia no esté ni muy baja ni muy alta, ya que no se trata que unos se beneficien mientras otros sino que es una variable que el gobierno y el banco central utilizan para evitar colapsos de industrias y así solidificar la economía.

O lo que es lo mismo, dejemos de jugar a “las sillas” para decidirnos si el vaso está “medio vacío o medio lleno”.


No te pierdas la noticias más relevantes en instagram

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Desplazamiento forzado interno en México Columnas
2021-10-27 - 01:00
Telecom en México, la competencia se acaba Columnas
2021-10-27 - 01:00
Pagar la luz Columnas
2021-10-27 - 01:00
Hodmezovasarhely Columnas
2021-10-27 - 01:00
Justicia matemática Columnas
2021-10-27 - 01:00
Son niñas, no esposas Columnas
2021-10-27 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-10-27 - 01:00
Balcón Público Columnas
2021-10-27 - 01:00
Línea 13 - 27 de octubre Columnas
2021-10-27 - 01:00
El momento estelar del año Columnas
2021-10-26 - 12:24
Lo que no dijo AMLO en Guerrero Columnas
2021-10-26 - 01:00
2024: Voto presencial en consulados Columnas
2021-10-26 - 01:00
+ -