facebook comscore
Decretos=cartas públicas

Decretos=cartas públicas

Columnas miércoles 29 de abril de 2020 - 00:00

Los siempre prudentes académicos del CIDE y la UNAM ya no quieren serlo tanto ante las propuestas que en materia económica ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador, la última, un nuevo recorte en los gastos de la administración pública y la aportación “voluntaria” de 25 por ciento del salario y del aguinaldo de todos los burócratas de confianza, con nivel de subdirector hasta el más alto, el suyo.
Esta medida que el mandatario anunció con “bombo y platillo” en una de sus mañaneras ha sido motivo de fuertes criticas de los que saben de economía y derecho, en especial los defensores de la ley que aseguran esta administración ha sido sistemática en denigrar el Estado de derecho.
El presidente propuso, además, la eliminación de 10 subsecretarías y el recorte de 75 por ciento de servicios generales, materiales y suministros en todas las dependencias, lo curioso es que hasta el momento no se han hecho pública las subsecretarías que pasarán a la guillotina ni tampoco está claro si los servidores públicos dejarán de ganar como subsecretarios.
Ante las intempestivas estrategias del Ejecutivo ya se pusieron de moda las cartas abiertas en diarios de circulación nacional, método que usaron los académicos para calificarlas de problemas nada despreciables.
El texto firmado por un sinnúmero de personajes dedicados a la academia señala: “Algunas de ellas, como la reducción de salarios, parecen abiertamente inconstitucionales. Otras, como la reasignación unilateral del presupuesto, sugieren un desbordamiento de las facultades del Ejecutivo. Y algunas más, como el recorte del gasto operativo, simple y sencillamente, resultan imposibles de cumplir, a menos que se pretenda el cierre de facto de buena parte de la administración pública federal”. Pareciera broma, pero para allá vamos.
Sobre el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación, dijeron que “en términos jurídicos, lo firmado por el presidente y los titulares de Gobernación, Hacienda y Función Pública es, paradójicamente, un decreto que no decreta nada en absoluto y se limita a reproducir, casi íntegramente, lo dicho por el presidente en la mañanera del día anterior”. Lo más sorprendente es que sea una gran conocedora del derecho, la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero quien ponga su rúbrica en un escrito sin sentido.
La cuestión es que los mexicanos deberemos acostumbrarnos a que sea a través de decretos como el tabasqueño gobierne este país; él, el presidente López Obrador deberá tolerar la infinidad de cartas públicas de personajes importantes cercanos a la academia y la ciencia, así como de la odiada sociedad civil que ni ve ni oye.
Y como es un hecho consumado los servidores públicos, no tan gustosos como dicen ni tan cooperativos, dejaran de percibir menos salario y olvidarse del aguinaldo porque los recaudado se destinará a la pandemia, a los programas sociales y las obras de infraestructura de la 4T.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de volver a informar Columnas
2020-12-02 - 01:00
Agua y aceite juntos en elecciones de 2021 Columnas
2020-12-02 - 00:46
Preservar nuestras riquezas Columnas
2020-12-02 - 00:41
LÍNEA 13 Columnas
2020-12-02 - 00:32
Firma electrónica Columnas
2020-12-02 - 00:30
+ -