facebook comscore
Diamantes en bruto: la adicción desde las entrañas

Diamantes en bruto: la adicción desde las entrañas

Columnas jueves 06 de febrero de 2020 - 00:29

Uno de mis problemas con Joker (Todd Phillips, 2019) era lo poco sutil que resultaba la imperiosa necesidad del cineasta de intentar sorprendernos con humo y espejos, para después auto-explicarse en voz de su personaje directo y sin miramientos. Un cineasta inteligente no recurre a este recurso tan barato y vulgar.
Hago esta comparativa, que para muchos será innecesaria, porque en Uncut Gems de los hermanos Safdie, la sutileza es una de sus cartas de presentación y tienen tan claro lo que quieren decir y como decirlo que no necesitan un monologo auto-explicativo, sin embargo lo que si tenemos en uno de los momentos climáticos – hay varios- es la justificación de un adicto que en base a la sutileza nos deja claro que está perdido y que nunca obtendrá la redención por más que se esfuerce en arreglar las cosas.
La metáfora es utilizada por los directores desde el comienzo del filme. La cámara hace un viaje por los adentros de una enorme piedra de ópalo negro – la cual será el dilema central del filme- y que después se transformara en el interior del colon de nuestro protagonista. La adicción del protagonista viene desde lo más bajo de su ser.
Howard Ratner (Adam Sandler) es un judío que se dedica a vender joyas de gran valor en el Diamond Distric de New York, lugar donde se comercializan joyas, diamantes y demás pedrería. Howard adicto a las apuestas que cubre un agujero con otro, pide prestado para pagar deudas a medias y que después terminara pagando con relojes falsos en el mejor de los casos.
Su suerte parece cambiar cuando por fin el Opalo negro que llevaba esperando mucho tiempo le llega por paquetería. El cual según él, está valuado en casi un millón de dólares. Ese dinero significaría la tan ansiada redención con sus cobradores, su familia, la cual le detesta casi llegando a odiarle, y su amante.
El director Martin Scorsese funge como productor de Uncut Gems y en entrevista se refirió a los hermanos Safdie como dos bandidos que cada que hablaban con él parecían asaltarlo y no es para menos. Es evidente la inspiración de los hermanos a la hora de retratar de forma frenética – la película nos da poco tiempo para respirar- los andares y la palabrería del personaje de Sandler, y que nos recuerda directamente a Scorsese.
Un adicto es un mentiroso, un farsante, un actor que nos venderá incluso su alma por recibir la tan ansiada dosis de lo que sea que calme su adicción. Diamantes en bruto es la epitome sobre la adicción y en la cual extramente, por algún extraño motivo queremos que su protagonista salga airoso del mar de porquería en el que el mismo se envolvió.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Los 9044 Columnas
2020-05-29 - 01:18
Ya no le salieron las cuentas Columnas
2020-05-29 - 01:02
Liderazgo y pandemia Columnas
2020-05-29 - 01:00
Línea 13 Columnas
2020-05-29 - 00:56
Secuestros a la baja Columnas
2020-05-29 - 00:54
Sálvese quien pueda Columnas
2020-05-29 - 00:52
+ -