facebook comscore
EL CISMA ELECTORAL: APUNTES HISTÓRICOS

EL CISMA ELECTORAL: APUNTES HISTÓRICOS

Columnas jueves 05 de marzo de 2020 - 01:54

En esta coyuntura de renovación parcial del INE no hay que perder la perspectiva; tenemos que recordar de dónde venimos y reconocer cuánto hemos avanzado. Aquí algunos apuntes.
Recordemos que la crisis política marcó las elecciones de 1988 y aceleró el proceso de cambio en México, iniciado en 1977. Recordemos que la falta de información oportuna sobre los resultados, la desigualdad en el acceso de los partidos a los medios de comunicación, la imposibilidad de verificar las actas electorales, la calificación política de las elecciones (¡que realizaba la cámara de Diputados!) y todas las impugnaciones en su conjunto, exhibieron un sistema electoral rebasado, imperfecto y generador de inconformidad y desconfianza social, política e internacional.
Recordemos que para atender el reclamo democrático, hubo una reforma constitucional en abril de 1990 que cambió para siempre la concepción institucional de la función electoral y la naturaleza jurídica del órgano conductor, pues por primera vez se estableció un organismo de carácter permanente, independiente en sus decisiones y funcionamiento, con personalidad jurídica y patrimonio propios y, sobre todo, profesional en su desempeño, y todo esto, contrario de lo que hacía y era la antigua Comisión Federal Electoral.
Reconozcamos que, en efecto, la función electoral pasó de ser una función de gobierno a ser una función de estado y que se le encargó su despliegue a un nuevo organismo denominado Instituto Federal Electoral, que regiría sus actividades por principios establecidos desde la constitución como certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, objetividad y profesionalismo.
Reconozcamos que el máximo órgano de dirección del IFE originario ya no sería unipersonal sino colegiado, llamado Consejo General, que quedó integrado por su Presidente, (el Secretario de Gobernación); seis Consejeros Magistrados (abogados de reconocido prestigio, sin filiación partidista) propuestos por el Ejecutivo Federal y aprobados por dos tercios de la Cámara de Diputados; dos diputados, dos senadores y representantes de los partidos políticos.
Reconozcamos que en su conformación y operación se distinguieron y delimitaron claramente, por primera vez, las atribuciones de todos sus órganos. Los directivos, integrados colegiadamente con representantes de los Poderes Ejecutivo y Legislativo de la Unión, los partidos políticos y la ciudadanía, bajo la figura de Consejos. Los ejecutivos, integrados por miembros de un innovador Servicio Profesional Electoral, bajo la figura de Juntas Ejecutivas. Los órganos de vigilancia, con atribuciones exclusivas en el ámbito del registro de electores, integrados con representación preponderante y paritaria de los partidos políticos, bajo la figura de Comisiones de Vigilancia.
Reconozcamos que se le asignaron al IFE, para realizarlas de manera integral y directa, funciones otrora aisladas o dispersas, como derechos y prerrogativas de los partidos políticos; preparación y desarrollo de la jornada electoral; cómputo de resultados y otorgamiento de constancias; formación, actualización y depuración del padrón electoral, así como capacitación electoral y educación cívica, entre otras. Avanzaré el martes próximo.

gsergioj@gmail.com
@ElConsultor2

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Un protocolo que olvida la privacidad Columnas
2020-07-15 - 01:01
ES TIEMPO Columnas
2020-07-15 - 00:50
La pandemia contra empresas Columnas
2020-07-15 - 00:45
Madruguete ¿eficiencia o simulación? Columnas
2020-07-15 - 00:44
MONSIVÁIS Y LA TRANSFORMACIÓN POLÍTICA Columnas
2020-07-15 - 00:43
Respuesta pendiente Columnas
2020-07-15 - 00:40
+ -