facebook comscore
El desafío: creer

El desafío: creer

Columnas jueves 03 de diciembre de 2020 - 01:35

“¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?”
Groucho Marx



El humano es el único ser que goza del privilegio de poder creer lo contrario a lo que le indican sus razones, instintos y emociones propias. De alguna manera, esto se explica porque existen mecanismos cognoscitivos en la mente humana que permiten filtrar “convenientemente” realidades paralelas, narrativas alternas, sin que estas necesariamente representen la mayor coincidencia de la realidad del resto de las personas.
Tal vez el amor, la fe y la esperanza sean aquellos elementos más representativos y esenciales en las relaciones sociales que pueden describir el alma y la mente humana. Y es, en este combo, donde se mueven las creencias que gobiernan las acciones de toda persona; pero “cómo ya deberíamos saber, la representación más exacta, más precisa del alma humana es el laberinto. En ella todo es posible” (Saramago).

Si a ello sumamos las variables propias del tiempo y las situaciones que prevalecen, uno podría entender y explicar el hecho del porqué la popularidad de las personas puede sobreponerse ante hechos tangibles y prácticos, por una sencilla razón: existe una necesidad ciega de creer en algo. En lo que sea: solo promételo.

Esta necesidad que concede todo a cambio de promesas, cobra sentido solo dando equilibrio y esperanza de que las condiciones en las que uno se encuentra tarde o temprano podrán cambiar para mejorar nuestras condiciones propias. Y para ello, lo único que se necesita es creer; pues “yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo” (Ortega y Gasset).
Probablemente esa sea parte de la clave para entender porque la democracia, que como sistema enfrenta serios problemas de credibilidad, representatividad y legitimidad para resolver problemas estructurales tan básicos como el acceso a la justicia, sigue siendo una alternativa que se reinventa una y otra vez, bajo un ciclo continuo de fracasos y agravios.

El desafío es, entonces, entender que no obstante a la transformación que vive el país —sin adjetivos—, el sistema y todo lo que lo rodea, “no solo lo inmediato, sino lo remoto”, lo físico, lo histórico, lo espiritual, es un “pacto de buena fe” que permite transitar cualquier fracaso por amorfo que sea, pues es la única alternativa que tenemos en el laberinto del “alma”.

Después del segundo informe del gobierno federal, bien cabe reflexionar sobre el desafío de creer en lo que se ve o en lo que se dice: en nuestras circunstancias propias. Porque de ello dependerá la decisión de reafirmarnos o reinventarnos una vez más en el proceso electoral que vivirá México en 2021, pues estamos hechos de “realidades circunstanciales creadas por la opacidad en la forma de pensar” (ibid).

¿RIESGO DE OFICIO O DE ESTADO?

No pasan desapercibidas las declaraciones del subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, cuando el pasado 25 de noviembre afirmó en la mañanera que del total de las agresiones hacia los periodistas solo 5 por ciento tiene sentencia, el resto no avanza. Peor aún, donde más de 40 por ciento de las agresiones identificadas han sido pertrechadas por servidores públicos, munícipes y burócratas, que de la misma manera confabulan para que, las fiscalías especializadas no cumplan con sus obligaciones para combatir la impunidad, estadísticas siguen superándose año con año desde el pasado 1 de diciembre de 2018.

PREVACUNA

No hay mejor símbolo para entender la dimensión de lo que se vive en América en tiempos de pandemia como el hecho de que el templo de fe más importante del continente —La Basílica de Guadalupe— estará cerrado para los casi 10 millones de creyentes y peregrinos que año con año asisten.

Son tiempos donde hasta la fe resguardará sana distancia: un hecho simbólico que refleja la magnitud del problema por discrepancias tan simples como el dilema de usar o no el cubrebocas; una medida que pudo funcionar como “prevacuna” para no propagar los contagios.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Migrantes en tiempos de COVID Columnas
2021-01-19 - 00:23
Contrato sin sangre: El mercader de Venecia Columnas
2021-01-19 - 00:18
Línea 13 Columnas
2021-01-19 - 00:05
Democracia y Morena. La apuesta Columnas
2021-01-19 - 00:03
TAN CERCA Y TAN LEJOS. Columnas
2021-01-19 - 00:01
Joe Biden: el sanador Columnas
2021-01-19 - 00:01
Tiraditos Columnas
2021-01-18 - 02:55
Vacunación sin tintes electorales Columnas
2021-01-18 - 02:44
Liderazgo horizontal y trabajo en equipo Columnas
2021-01-18 - 02:35
+ -