facebook comscore
El futuro del Partido Republicano

El futuro del Partido Republicano

Columnas miércoles 17 de febrero de 2021 - 01:31

Pedro Arturo Aguirre

Para nadie fue una sorpresa la absolución en el Senado de Estados Unidos de Donald Trump, pero el segundo proceso de “impeachment” ha dejado constancia histórica del nefasto día cuando, por primera vez en la historia de Estados Unidos, una transición de poder no se efectuó de manera pacífica por culpa de las añagazas de un demagogo atrabiliario. Además, a los cincuenta senadores demócratas de unieron siete republicanos para declarar culpable a Trump, diez menos de los necesarios para lograr la condena, pero fue la votación más “bipartidista” en la breve historia de los “impeachment”.

Trump no puede cantar victoria todavía, pendientes quedan varios procesos judiciales sobre sus fechorías tanto en el mundo de los negocios como en la política. Ya se abrió una investigación criminal sobre los intentos del ex presidente de alterar los resultados electorales en Georgia. También los demócratas sopesan la posibilidad de apelar a la sección tercera de la decimocuarta enmienda para con solo una mayoría simple en ambas cámaras del Congreso, impedir de por vida a Trump volver a ocupar un cargo público.

El impeachment fue muy breve. No faltan quienes se preguntan las razones de tanta premura, pero a Biden le urge avanzar en su agenda y no quiere al Congreso demasiado distraído en otras cosas. Pendientes están los planes de rescate enfocados a ampliar los beneficios de salud y desempleo e impulsar infraestructura y empleos. Los republicanos están fracturados y a la defensiva. Los demócratas, que controlan la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso, deben aprovecharlo para responder con vigor a la mayor crisis social y económica desde la Gran Depresión.

El Partido Republicano hace cuatro años controlaba la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado. Ahora ha perdido las tres instituciones. Enfrenta un dilema ingente. La base política del expresidente es nutrida y muy rabiosa. Sin ella parece muy difícil lograr una candidatura del partido, pero es mal vista por el electorado general. Los republicanos deberán recomponerse en medio de una crisis histórica con diferentes facciones enfrentadas entre sí. Algunas voces defienden la vuelta a la tradición conservadora, otras tratan de perpetuar el mensaje nacional-populista de Trump. A los republicanos tradicionales se les han sumado antiguos aliados de Trump como el senador por Arkansas Tom Cotton, la antigua gobernadora de Carolina del Sur y exembajadora de Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley e incluso el ex vicepresidente Pence, todos con aspiraciones presidenciales. Haley llegó a afirmar que Trump sería “juzgado duramente por la historia”.

El trumpismo aún fuerte al interior del partido y el magnate fue absuelto porque los republicanos aun le temen, pero su popularidad declina y lo hará más si Biden logra derrotar al virus y restaurar la economía.


No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Enfermedad y sociedad Columnas
2021-07-23 - 01:00
Espionaje y seguridad nacional Columnas
2021-07-23 - 01:00
Observación de la Consulta Popular Columnas
2021-07-23 - 01:00
Consulta anodina y cambios laborales Columnas
2021-07-23 - 01:00
¿Válido pero exagerado? Columnas
2021-07-23 - 01:00
Tiraditos - 23 julio 2021 Columnas
2021-07-23 - 01:00
Poblaciones callejeras Columnas
2021-07-23 - 01:00
Línea 13 - 23 julio 2021 Columnas
2021-07-23 - 01:00
Partidos por Morena Columnas
2021-07-23 - 01:00
La voluntad política de la consulta del 21 Columnas
2021-07-23 - 01:00
Tiraditos - 22 julio 2021 Columnas
2021-07-22 - 01:00
Pantelhó, Chiapas Columnas
2021-07-22 - 01:00
Generación perdida ¿realidad post-Covid? Columnas
2021-07-22 - 01:00
El sentido de la responsabilidad Columnas
2021-07-22 - 01:00
¿Patadas de ahogado en el PRI? Columnas
2021-07-22 - 01:00
+ -